Edición Impresa

Para Castillejos, la clave del éxito es ganar en Arroyito

“La clave para lograr el objetivo que nos trazamos cuando comenzó este proceso será tratar de hacer la diferencia en el Gigante. Creo que si aprovechamos los once partidos que tendremos en Arroyito nos garantizará el 80 por ciento del ascenso”, afirmó sin dudar un reflexivo delantero canalla.

Jueves 26 de Enero de 2012

Su radiante mirada refleja ilusión. Sus frases lanzan en todo momento una alta dosis de optimismo. Gonzalo Castillejos parece haber encontrado en el cofre sagrado de la esperanza la formula que podría devolverle el alma el cuerpo a Central. “La clave para lograr el objetivo que nos trazamos cuando comenzó este proceso será tratar de hacer la diferencia en el Gigante. Creo que si aprovechamos los once partidos que tendremos en Arroyito nos garantizará el 80 por ciento del ascenso”, afirmó sin dudar un reflexivo delantero canalla. “Después, lógico que habrá que completarlo sacando algunos puntos afuera de la ciudad. Pero insisto, la clave es ganar en casa. Ahí estará la verdadera cuestión. Por eso es que no deberemos regalar nada cada vez que juguemos ante nuestra gente”, agregó con determinación el artillero en una mano a mano con Ovación. El Chalo también manifestó que “la meta para este semestre es colectiva, no individual. Vine en busca de algo y espero conseguirlo a mitad de año”.
  —¿Cómo están para afrontar la etapa del torneo donde será la que definirá todo?
  —Vamos a estar bien porque hicimos una muy buena base de pretemporada. A eso debemos sumarle que estos amistosos que estamos haciendo desde hace varios días nos posibilitarán llegar mejor al reinicio del campeonato. Sabemos que nos espera un semestre muy duro y decisivo. Pero tenemos una gran expectativa a cumplir.
  —Y qué buscarás en lo personal?
  —Sinceramente pienso en la meta colectiva más que la individual porque mi deseo es ascender. Por eso estoy tranquilo y trato de disfrutar cada momento. Pero si me toca hacer un buen campeonato como el del semestre pasado será buenísimo también. Eso si, si no tengo la suerte de hacer goles, pero el equipo gana, me pondría contento igual porque acá la meta principal es subir de categoría.
  —¿Se puede decir que será una doble responsabilidad para Central?
  —No, será la misma porque afrontaremos esta parte del torneo con la misma responsabilidad que lo hicimos cuando arrancamos este proceso sabiendo que hay un máximo objetivo. Y es devolver al club a la divisional que le corresponde.
  —¿Representa un plus extra el hecho de que mantuvieron la base y que el cuerpo técnico sigue?
  —Más que plus es algo muy importante para nosotros porque ya nos conocemos todos y eso nos permite seguir enfocados en nuestro proyecto sin desviar la atención. Resta que nos acompañen los resultados una vez que todo se reinicie.
  —¿Dónde estará la clave para lograr el objetivo?
  —En tratar de hacer la diferencia en el Gigante. Creo que si aprovechamos los 11 partidos que tendremos en Arroyito nos garantizará el 80 por ciento del ascenso. Después, lógico que habrá que completarlo sacando algunos puntos de visitante. Pero insisto, la clave es ganar en casa. Ahí estará la verdadera cuestión. Por eso es que no deberemos regalar nada cada vez que juguemos ante nuestra gente.
  —Bueno, entonces deberán ratificar lo que hicieron durante la primera rueda donde terminaron invictos en Arroyito y haciendo la verdadera diferencia.
  —Es que tenemos once partidos en casa. Si estamos bien podemos hacer la diferencia de verdad.
  —¿Coincidís con Rivarola, quien afirmó que no pueden volver a estar cuatro partidos sin ganar?
  —Completamente. Es que es así. Por eso es que vamos a tratar de no regalar nada. Sobre todo en el Gigante. Por eso además intentaremos ser más regulares como también más punzantes en ofensiva.
  —¿Cómo te imaginás en junio?
  —Ascendido, ni hablar. Cuando decidí venir fue para eso, así que espero cumplir.
  —¿Y después de eso se viene la renovación del préstamo o te irás a Lanús otra vez?
  —No, ya no proyecto eso. Vine en busca de algo. Primero espero lograrlo y luego se verá. No quiero pensar en más allá de junio, por lo menos en estos momentos. Todo llega a su tiempo.
  —¿Sos consciente de que de lograr el ascenso quedarán marcados a fuego con la gente?
  —No tengo dudas de que será una doble alegría como también algo muy importante a nivel deportivo. Ojalá logremos la meta y quedemos en una parte linda de la historia del club.

"No hay que regalar nada"

Lo que viene será crucial. No sólo para Gonzalo Castillejos sino para todo el plantel de Rosario Central, aunque se percibe que el grupo no desespera y los jugadores conviven con optimismo.
  —¿Qué hablaron en el grupo con relación a lo que viene, porque saben que serán meses decisivos?
  —La premisa será la misma. El objetivo a corto plazo será sacar un buen resultado cada fin de semana sabiendo que la meta final será el ascenso. Por eso es que no podremos regalar nada una vez que comience el torneo, que a medida que avance la competencia, seguramente la presión irá aumentando en nosotros.
  —¿Y hablan con el psicólogo Marcelo Márquez acerca de la presión que les espera. Sobre todo por parte de la gente?
  —Si, Marcelo siempre nos habla y toca ese tema a nivel grupal. Pero por suerte estamos muy tranquilos y con ganas de asumir el reto que nos espera en poco tiempo más, que no es más que la continuación de algo que comenzó en julio pasado y que todos esperamos tener el final deseado. l

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario