Edición Impresa

Panamá calificó de contrabando el cargamento de armas cubanas

Panamá calificó de "contrabando" el armamento cubano no declarado descubierto en un buque norcoreano y aguardaba ayer la llegada de expertos de Estados Unidos y de Gran Bretaña, que...

Jueves 18 de Julio de 2013

Panamá calificó de "contrabando" el armamento cubano no declarado descubierto en un buque norcoreano y aguardaba ayer la llegada de expertos de Estados Unidos y de Gran Bretaña, que deben analizarlo. "La carga es ilícita porque no está declarada. Lo que no está consignado, aunque sea obsoleto, es contrabando", dijo el ministro de Seguridad, José Raúl Mulino. Sin embargo, Corea del Norte respondió asegurando que la carga de armas es legal y pidió a Panamá liberar inmediatamente a la tripulación del barco. "Este cargamento no es más que armas ya viejas que serán enviadas de vuelta a Cuba luego de ser reacondicionadas, según un contrato legítimo", indicó la Agencia Central de Noticias de Corea citando al ministerio de Relaciones Exteriores. "Las autoridades de Panamá deberían liberar a la tripulación detenida y dejar partir cuanto antes al buque", agregó.

El 10 de julio el carguero Chong Chon Gang, procedente de Cuba, fue abordado antes de ingresar al Canal de Panamá rumbo a Corea del Norte, por sospechas de drogas ocultas en una carga de 220.000 quintales de azúcar, la única que figuraba en el manifiesto, según afirmaron autoridades panameñas. Pero las requisas en el desvencijado buque, luego de superada la resistencia de los tripulantes, detectaron en un primer momento dos contenedores ocultos, en uno de los cuales había material bélico luego identificado como un sistema de control de tiro de misiles antiaéreos.

Las autoridades panameñas "atacaron apresuradamente" al capitán del Chong Chon Gang después de inspeccionar la carga del buque en busca de drogas y como no las encontraron "ahora justifican su violenta acción", según el ministerio norcoreano.

El martes, Cuba afirmó que el armamento era de su propiedad y dijo que se trata de material "defensivo obsoleto" y sostuvo que lo enviaba para reparación en Corea del Norte. "En la citada nave se transportaban 240 toneladas métricas de armamento defensivo obsoleto —dos complejos coheteriles antiaéreos Volga y Pechora, nueve cohetes en partes y piezas, dos aviones Mig-21 Bis y 15 motores de este tipo de avión, todo ello fabricado a mediados del siglo pasado—, para ser reparado y devuelto a nuestro país", dijo la Cancillería cubana.

Para evaluar el material, "estamos esperando que lleguen los especialistas que hemos solicitado a Estados Unidos y al Reino Unido. También una misión técnica del Consejo de Seguridad", dijo ayer el ministro panameño Mulino. Las Naciones Unidas impuso un embargo al comercio de armas con Corea del Norte como parte de las sanciones por su plan de ensayos nucleares con fines militares.

Estados Unidos anunció que tratará el tema con Cuba "muy pronto". "Le hemos dicho a los cubanos que vamos a hablar con ellos muy pronto del barco", dijo la vocero del Departamento de Estado, Marie Harf. Por su parte Corea del Sur pidió al Consejo de Seguridad de la ONU que "tome acciones rápidamente" si se confirma que el cargamento viola las resoluciones de la ONU.

Abejas y primitivo almacenaje. Entretanto en la ciudad de Colón, junto a la entrada caribeña del Canal de Panamá, un centenar y medio de personas continuaban la lenta tarea de extraer de las bodegas del buque casi un cuarto de millón de sacos de azúcar.

La exasperante lentitud de la tarea —que se realiza en medio de una invasión de abejas atraídas por el azúcar— responde a que los trabajos deben realizarse en forma artesanal debido al primitivo y sorprendente sistema de almacenaje que fue utilizado en Cuba. Las bolsas fueron colocadas individualmente, mientras lo normal sería estibarlas en pallets. Al haber sido colocadas sueltas, vaciar una bodega, a juicio de expertos, demora dos días en vez de tres horas, lo que desalienta cualquier inspección inopinada si no hay una real urgencia de verificación.

Entretanto, la fiscalía panameña ya inició la indagatoria a los 35 tripulantes del buque, quienes fueron llevados a Fuerte Sherman, una antigua base militar estadounidense en la época en que el canal, devuelto a Panamá en 1999, estaba bajo administración de Washington.

Delictivo historial. El desvencijado Chong Chon Gang, un buque construido en 1979, tiene un largo prontuario internacional en cuanto a problemas de seguridad en la navegación, pero también registra al menos una inspección en Ucrania por drogas. "Teníamos sospecha de que (el barco) tenía droga y lo trajimos a puerto y empezamos a verificar todo lo que estaba en el barco, que venía de Cuba e iba para Corea del Norte", había dicho el presidente Ricardo Martinelli, un político de derecha cercano a Washington, cuando fue anunciada la detención. "Vamos a pedirle ayuda a países amigos para ver que es lo que hay en estos contenedores" porque "realmente no tenemos conocimiento de estas armas", agregó luego Martinelli, durante una visita al barco —vetusto, oxidado y sucio—, periplo que realizó acompañado por periodistas.

El portavoz del Departamento de Estado, Patrick Ventrell, declaró que "Estados Unidos apoya fuertemente la decisión soberana de Panamá de inspeccionar la nave de bandera norcoreana" y su país "está listo para cooperar".

Ilegalidad. Por el canal, por el que pasa el 5 por ciento del comercio mundial, pueden transitar buques militares y también barcos mercantes que lleven material bélico, pero esas cargas deben ser declaradas previamente ya que requieren un protocolo especial, explicó un funcionario del canal. Cuba es uno de los pocos países que mantienen vínculos con el régimen de Pyongyang, que está fuertemente aislado en la comunidad internacional por sus ensayos nucleares.

Paralelamente, tanto el gobierno de Panamá como el de Corea del Sur pidieron ayer que intervenga la ONU. En los últimos años el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó sanciones que castigan los recientes ensayos nucleares y de misiles de Pyongyang, y prohíben expresamente que participe de cualquier actividad relacionada con el comercio de armas. Por eso, la Cancillería surcoreana emitió un comunicado en el que reclamó que "los procedimientos necesarios en el comité de sanciones del Consejo de Seguridad se apliquen con rapidez", si la carga del barco viola las resoluciones de este organismo de la ONU.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario