Edición Impresa

Pagaron sólo para verlos entrenar

Cerca de 40 mil germanos abonaron 5 euros para entrar al estadio y ver de cerca a los héroes.

Martes 02 de Septiembre de 2014

Vaya que los alemanes tienen mucho interés en ver a su selección. A diferencia de otros países, los germanos suelen apoyar siempre al equipo nacional. No en vano los jugadores sienten el respeto que reciben y por eso siempre redoblan los esfuerzos para estar en cada partido o convocatoria. Pero lo de ayer fue sorprendente. Cuando asomaron los dirigidos por Joachim Löw, cerca de 40 mil almas le dieron la bienvenida con una ovación en el estadio de Düsseldorf. Y el dato que sobresale es que cada uno pagó 5 euros para verlos en acción.

Tal vez porque ambos equipos tendrán algunas bajas o la ausencia del crack rosarino Lionel Messi por una sobrecarga muscular, los medios locales no le brindaron ayer una espacio destacado a un partido entre las dos potencias. El ritmo de esta metrópolis de 600 mil habitantes no se agitó ni siquiera con el arribo del plantel local, que no fue abordado ni acosado por la gente cuando llegó a su concentración ni cuando salió a caminar por el centro.

Protagonista de tantos mitos, cuentos y leyendas, Düsseldorf, cuya vida gira en torno del río Rin, mantuvo la misma imagen de cualquier día a lo largo de todo el casco antiguo, el puerto y la moderna ciudad nueva. Sin embargo, todo cambió unas horas después, en el Esprit Arena, casa de Fortuna Düsseldorf, que milita en Segunda Bundesliga. Ahí sí estalló la euforia.

Cuando los germanos realizaron el entrenamiento que duró sólo 45 minutos abierto al público, que pagó 5 euros para ingresar, cuarenta mil hinchas colmaron las tribunas para alentar y delirar con Kross, Neuer, Khedira, Müller, Özil, Podolski, Reus o Götze, el verdugo de la final en el Maracaná. Ni las ausencias de Miroslav Klose, Per Mertesacker y el gran capitán Phillip Lahm, quienes se retiraron de la selección, apaciguó el envión de los fanáticos, que dejaron la prolijidad y sobriedad de la vida diaria para desplegar la pasión.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario