Edición Impresa

Padre e hija irán a juicio por una salidera mortal

La concubina y el suegro de uno de los ladrones que murió durante la salidera céntrica contra un empresario cordobés ocurrida en marzo fueron procesados como partícipes necesarios del golpe.

Lunes 09 de Julio de 2012

La concubina y el suegro de uno de los ladrones que murió durante la salidera céntrica contra un empresario cordobés ocurrida en marzo fueron procesados como partícipes necesarios del golpe. Según el juez de Instrucción Nº 9, Javier Beltramone, existen indicios de que Estefanía Giménez aportó un vehículo para apoyar la huida de los asaltantes, en tanto que el padre de ésta, Adalberto Giménez, fue quien brindó el dato que originó el atraco. Por este caso hay otros tres detenidos y dos prófugos.

El violento episodio ocurrió el pasado viernes 16 de marzo en la esquina de Corrientes y Córdoba que en ese momento —pasadas las 15— era un hervidero de gente. Miguel Angel Aun, un empresario de la localidad cordobesa de Leones de 54 años, salía de una casa de cambios céntrica en compañía de un custodio cuando fue sorprendido por dos hombres armados a bordo de una moto Honda Tornado.

Aun resistió el atraco y terminó con dos balazos en ambas piernas. En este contexto, el custodio inició un tiroteo con los ladrones que culminó con una mujer herida —una empleada de la Bolsa de Comercio que estaba en el lugar— y un ladrón muerto.

Es que si bien Matías Doldán alcanzó a huir en la moto con el maletín de Aun —nunca se supo cuánto dinero llevaba— el joven fue abandonado sin vida junto con el rodado en una vereda de Santa Fe y Alvear.

Detenidos. La investigación del entorno del ladrón fallecido culminó con la detención de cinco personas, producto de varios allanamientos realizados el 25 de mayo. Los procedimientos comenzaron en pasaje Quito al 2400, donde apresaron a Melisa Débora C., de 28 años, y Alejandro Ismael A., de 35. Allí se incautaron dos celulares, una agenda y dos computadoras.

Luego, en una casa de Esquiú al 5500 se detuvo a Milcíades B., un paraguayo de 59 años a quien le incautaron 6 mil pesos, 5 mil dólares y dos pasajes en micro a su país.

El último procedimiento fue en una casa de Cabal al 1000 bis donde cayeron el suegro y la pareja de Doldán: Aldalberto Giménez, de 54 años, y su hija Estefanía Daniela, de 24.

Auto verde. Según los elementos analizados por el juez de Instrucción Nº 9, Adalberto Giménez proporcionó el dato con el cual Doldán y Maximiliano A. fueron a asaltar al empresario Aun mientras que Estefanía se encargó del apoyo logístico.

Respecto de la muchacha, su declaración ante la Justicia no resultó muy convincente para Beltramone. Es que dijo desconocer qué hacía Doldán, a pesar de convivir con él desde hacía cuatro años.

Tampoco le cerró al juez que la pareja pudiera afrontar un nivel de gastos que incluía dos motos, un auto de 80 mil pesos y vacaciones en la costa con el ingreso que la joven dijo que tenían por su trabajo en una tienda de ropa.

Pero además Estefanía es la titular de un Volkswagen Cross Fox verde, al parecer similar al que un testigo describió cuando vio que un auto como ese fue el que rescató a un hombre ensangrentado cerca de donde apareció muerto Doldán.

Este elemento de prueba, que según el fallo está reforzado por una escucha telefónica, dio a entender al juez que el auto verde fue utilizado como vehículo de apoyo y que levantó a Maximiliano A. del lugar donde apareció Doldán muerto con la moto, aunque sin armas ni botín.

También surgió de una escucha la participación de Adalberto G. como datero del asalto.

Necesarios. En este marco, Giménez y su hija quedaron procesados como partícipes necesarios del delito de robo calificado por uso de arma y el juez les trabó embargo sobre sus bienes por 300 mil pesos. Sin embargo, al mismo tiempo les dictó una falta de mérito por los delitos de asociación ilícita y tenencia de arma de fuego.

Padre e hija continúan detenidos aunque, según indicaron fuentes judiciales, tanto Estefanía como la otra mujer detenida obtendrían por estas horas una prisión domiciliaria.

Por su parte, Milcíades B. Melisa C. y Alejandro A. continúan detenidos a la espera de que el juez resuelva sus respectivas situaciones procesales.

En tanto, permanecen prófugos Maximiliano A., sindicado como quien concurrió a concretar el golpe con Doldán, y un familiar del joven fallecido que está sospechado como presunto autor ideológico del atraco.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario