Edición Impresa

Pablo VI ganó el Molinas por segunda vez en su historia a dos días de cumplir 50 años

El club papal obtuvo por segunda vez en su historia el título en primera división del Gobernador Molinas 2013. La alegría no tiene fin para la barriada de bulevar Seguí y Garzón. Se quedaron con el certamen...

Lunes 14 de Octubre de 2013

Pablo VI es de oro. Ganó el torneo Gobernador Molinas por segunda vez en su historia a dos días de cumplir 50 años de vida. La alegría no tiene fin para la barriada de bulevar Seguí y Garzón. Los papales se quedaron con el certamen de la Primera A tras golear a Rosario Central por 5 a 1 cuando resta jugarse una jornada para el final del torneo. Las 700 personas armaron su propio carnaval que finalizó en el Monumento a la Bandera. En dos años, los canarios lograron el ascenso y el título de la Rosarina. Es el único club que se dio ese gusto. Todavía los papales siguen de festejos y Ovación fue testigo de la inmensa alegría que vive la barriada de zona oeste de la ciudad. Para la producción fotográfica el plantel estuvo a la hora pautada. Nadie se quiso perder ese hermoso recuerdo, donde quedarán grabados para siempre como los campeones de la Rosarina 2013. Y la hinchada también estuvo presente en los festejos.

El entrenador Silvio Lingiardi sostuvo sobre el logro: "Hace dos años llegué a la institución, previo paso por El Torito, donde estuve 12 años con mi amigo Sergio Cisterna. Nicolás Cedro fue el que me presentó y comencé a trabajar. El primer año fue duro, pero logramos el objetivo, que era el ascenso, y se consiguió a dos fechas del final. Después se armó un equipo competitivo con la misma base en el presente torneo. Con el correr de los partidos nos dimos cuenta de que podíamos pelear el título. Fue así que ganamos diez encuentros consecutivos y sin recibir goles en contra. Tuvimos la valla invicta durante 930 minutos. Y nos pudimos dar el lujo de consagrarnos dos fechas antes del final del Molinas. Lo hicimos con garra y actitud. Con los clubes de grandes presupuestos nos fue muy bien. El amor por la camiseta fue nuestra bandera".

El DT le dedicó un párrafo aparte a su entorno familiar. "Mi familia me bancó a muerte. Mis suegros (Juan y Olga), mis hermanas (Marcela y Loreley), mi esposa Andrea y mis hijos Lucas, Luciana y Martina. Ellos se hicieron hincha de Pablo VI y estuvieron siempre conmigo".

Un referente del plantel es Matías Almirón, quien relató: "Hace 13 años que llegué al club. Pasé todas las emociones, desde la tristeza por los descensos hasta la alegría de volver a la A. Fui protagonista de los títulos del 2007 y el de ahora. Con respecto a los dos torneos de primera que se ganó, son diferentes realidades. El del 2007, en las últimas fechas no dimos cuenta de que podíamos ser campeones. En cambio el logrado en esta temporada lo sentimos desde el principio, arrancamos muy bien y logramos ganar 10 partidos consecutivos. Ahí sacamos la diferencia necesaria". Y añadió: "A Pablo VI lo llevo en el corazón. Estoy ligado como técnico del baby, ya que tengo dos hijos, Facundo nacido en el 2002 y Lucas en el 2007, ambos son jugadores del club y me siguen a todas las canchas. Estoy orgulloso como papá, ya que soy su ídolo", dijo.

Claudio Escobar también dio su testimonio: "Estoy feliz por el presente del club. Hace 8 años que llegué y esto es lo máximo. Lo realizado en los dos últimos años fue impresionante. Se logró el ascenso el año pasado y ahora el Molinas", dijo otro de los referentes del plantel junto al arquero Nicolás Cedro y defensor Emiliano Manzanelli.

Como aquel 2007, Pablo VI volvió a gritar campeón y lo hizo a los 50 años de vida.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS