Edición Impresa

Pablo Iglesias, el profesor "indignado" que revoluciona la política española

Lidera Podemos, el partido de izquierdas que logró canalizar el malestar ciudadano con los ajustes por la crisis y la corrupción.

Domingo 16 de Noviembre de 2014

Diputado europeo atípico, de larga melena recogida en una cola de caballo, Pablo Iglesias, 36 años, el líder de Podemos ha conseguido dar un partido a los "indignados" españoles y provocar un electroshock en la clase política tradicional. "Hay que acabar con todos los privilegios de los políticos. Es obsceno que los que nos recortan (ajustes) vivan a todo tren (lujo)", repite sin cesar este carismático orador, que ayer fue confirmado al frente de Podemos con 88,67 por ciento de los votos de mas de 100.000 militantes. "La sonrisa esta empezando a cambiar de bando", dijo entusiasta ante centenares de miembros reunidos ayer en un teatro. "Cuando los insulten, cuando mientan, cuando griten, cuando difamen, sonrían porque vamos a ganar", prometió el carismático profesor universitario.

Tras el acampe de 2011. En un contexto de fuerte crisis económica y continuos escándalos de corrupción, su partido parece ser el único que ha conseguido canalizar el malestar ciudadano mostrado por el movimiento de los "indignados" en 2011, que acamparon durante meses en la céntrica Puerta del sol de Madrid.

Nacido el 17 de octubre de 1978 en Vallecas, un barrio popular de Madrid, Pablo Iglesias se llama así por el fundador del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en 1879, también Pablo Iglesias, venerado por sus padres socialistas. Abiertamente antiliberal y admirador de los líderes de izquierdas latinoamericanos como el ecuatoriano Rafael Correa, el brasileño Lula da Silva o el fallecido líder venezolano Hugo Chávez, Iglesias comparte sus convicciones con su pareja Tania Sánchez, diputada del partido ecolocomunista Izquierda Unida en el Parlamento regional de Madrid.

Este profesor de facultad, salido de las juventudes comunistas y los movimientos antiglobalización, demuestra un gran dominio de la comunicación fraguado en las clases de ciencias políticas que imparte en la prestigiosa Universidad Complutense de Madrid.

Podemos, inspirado en el "Yes we can" del presidente estadounidense Barack Obama, experimentó una progresión fulgurante tras su nacimiento en enero hasta situarse en un reciente sondeo por delante de los dos grandes partidos, el conservador Partido Popular y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

El bipartidismo, en aprietos. Por primera vez desde inicios de 1980, una formación pone en cuestión el bipartidismo imperante en el país. El primer aviso llegó en las elecciones europeas de mayo, donde consiguieron cuatro diputados. Desde entonces esa cámara se ha convertido en su plataforma para denunciar "el sometimiento a las élites financieras que amenaza el futuro de Europa". ¿Su secreto? "Tiene capacidad mediática. Lo que le interesa son las redes sociales y la televisión porque es donde se mueve su electorado", analiza su colega Fernando Vallespín, profesor de ciencias políticas en la Universidad Complutense.

Habitual de las "tertulias", los debates políticos que acaparan la parrilla televisiva en España, Iglesias se dio fama a sí mismo impulsando uno de estos programas, la Tuerka, difundido primero a través de internet y después en la Televisión Digital Terrestre (TDT). A consecuencia de ello "tiene mucho autocontrol. En caso de pelea, sigue impasible" pero defiende sus "firmes convicciones", señala su colega Vallespín.

Fue en ese programa que desarrolló su argumentario basado especialmente en la denuncia de "la casta" de las élites políticas y económicas que ha hecho furor en una España sumida en una crisis económica e institucional con continuos escándalos de corrupción.

Pero "nunca fue una persona ambiciosa que pretenda utilizar la política con fines narcisistas como tantos otros. Piensa que puede ayudar", sostiene su colega Vallespín.

Cuestionamientos. Sus detractores le acusan de utilizar un discurso impactante y demagógico, y denuncian su afinidad con Cuba o Venezuela, incluso de estar financiado por este último país. "Cuando habla Pablo Iglesias escucho a Fidel Castro", dijo Leopoldo Fernández-Pujals, fundador de dos exitosas empresas, resumiendo la opinión de numerosos empresarios temerosos del programa de nacionalizaciones y reestructuración de deuda propuesto por Podemos.

Para él, si Pablo Iglesias llega al poder "hunde el país".

El periódico conservador español ABC denuncia el discurso a veces confuso de este orador y lamenta el desconocimiento de una parte de los electores de su programa "izquierdista" e "irrealizable" que incluye un referéndum para abandonar la Organización del Tratado del Atlántico Norte (Otán) o la oposición a cualquier intervención militar del país ibérico en conflictos internacionales. "Tiene esa capacidad para ir escurriendo el bulto" en asuntos sensibles señala Vallespín.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario