Edición Impresa

Otro "viernes de ira" por el video sobre Mahoma dejó 17 muertos

El epicentro de la violencia fue nuevamente Pakistán, donde crece la ola integrista. En los países árabes, en cambio, predominaron las manifestaciones pacíficas.

Sábado 22 de Septiembre de 2012

Islamabad, Pakistán. — Diecisiete personas murieron ayer en enfrentamientos en Pakistán, en una jornada de protestas contra el video sobre Mahoma producido en Estados Unidos y la publicación de caricaturas en Francia. En otros países musulmanes hubo marchas masivas, pero la jornada transcurrió sin incidentes mayores. Los viernes son los días de plegarias colectivas en el mundo islámico y por este motivo se esperaba un "viernes de ira".

En Pakistán, epicentro del mayor movimiento islámico radical integrista de la rama sunita, los choques con la policía dejaron cinco muertos en Peshawar y doce (entre ellos, dos policías) en Karachi, así como unos 200 heridos. Los participantes en las protestas incendiaron varios cines, que para los fundamentalistas son "propagadores de películas obscenas". Un trabajador de la televisión fue asesinado de un tiro.

También se vivieron manifestaciones en Bangladesh, donde unas 10.000 personas salieron a la calle y quemaron una imagen del presidente estadounidense Barack Obama y una bandera francesa. Varios miles desfilaron en la ciudad shiíta de Basora, en Irak, con retratos del ayatolá Jomeini, fundador de la vecina república islámica de Irán.

Otro tono. En general, las protestas se desarrollaron en forma pacífica en el mundo árabe, luego de que la semana pasada la furia por el filme generara importantes disturbios y ataques sobre embajadas y consulados estadounidenses y de otros países occidentales.

En Egipto, el líder del Partido Nour, uno de los partidos islámicos ultraortodoxos más grandes en Egipto, se hizo eco de los pedidos de criminalización de las sátiras a las religiones, incluido el islamismo, aunque señaló que era importante distinguir entre un agresor y una sociedad entera. "Las personas razonables en Occidente superan en cantidad a los desconsiderados. Debería mantenerse el contacto con las personas razonables", dijo Emad Abdel Ghafour. "Es ilógico que las reacciones generen incendios y asesinatos. Todos sufrimos y nos vemos afectados por esos actos", añadió.

En Líbano, en cambio, el tono fue más virulento. La cadena de televisión al-Manar del grupo shiíta radical Hezbolá mostró a miles de personas con banderas de ese grupo político-militar mientras gritaban consignas como "Muerte a Estados Unidos, muerte a aquellos que insultan al profeta".

Desde el inicio de la agitación que desde hace diez días recorre el mundo musulmán, desde el norte de Africa hasta Indonesia (el país musulmán de mayor población), más de 45 personas perdieron la vida, doce de ellas el martes en un atentado en Afganistán. Entre los muertos figura asimismo el embajador estadounidense en Libia, Christopher Stevens, asesinado la semana pasada junto a otros tres funcionarios norteamericanos en Libia.

Pakistán, caso especial. Ayer las manifestaciones más violentas e intolerantes fueron las de Pakistán. Este país, no árabe y de fuerte dominio del islam sunita más radicalizado, mantiene un difícil equilibrio entre su aliado Estados Unidos y la fuerza creciente del más intolerante movimiento islamista contemporáneo, por fuera del shiíta Irán.

El gobierno paquistaní proclamó al viernes "Día de la expresión del amor al profeta", después de que los islamistas convocaran a protestas en todo el país. "Todos en Pakistán saben que las manifestaciones no suelen estar dominadas por el amor, sino más bien por la violencia", comentó para la agencia DPA el analista Can Merey, desde Islamabad.

El gobierno del premier Ashraf llamó a la tranquilidad y la policía cerró tras el rezo de los viernes las calles de entrada a la capital, Islamabad, lo que no pudo evitar la violencia. Los manifestantes intentaron acceder a la muy custodiada embajada de Estados Unidos y rompieron los cordones de seguridad. Según varios medios de comunicación, los incidentes en Karachi se agravaron con la muerte de un policía cuando los manifestantes intentaron entrar en el consulado estadounidense. "Una vez más, dieron la vuelta al mundo las fotos y videos de turbas enfurecidas que desde hace años empañan la imagen de Paquistán", comentó Merey.

Video y caricaturas. Las manifestaciones islámicas se focalizaron inicialmente en un video de factura casera y tono panfletario, "Innocence of muslims" ("La inocencia de los musulmanes"), colgado en You Tube, pero la ira se vio azuzada esta semana por la publicación de caricaturas de Mahoma en la revista satírica francesa Charlie Hebdo (ver aparte). En Francia, las autoridades prohibieron todas las manifestaciones sobre el tema. "No habrá excepciones. Las manifestaciones estarán prohibidas y serán dispersadas", dijo el ministro del Interior, Manuel Valls.

YouTube restringió en los últimos días el acceso al video de "La Inocencia de los musulmanes" en numerosos países donde está considerado ilegal, entre ellos Libia y Egipto, donde se iniciaron las protestas. Otros países, como Pakistán y Sudán, bloquearon por iniciativa propia Youtube para evitar la difusión. Pero en el resto del mundo el video puede verse con total libertad.

Spot a los paquistaníes

El gobierno estadounidense compró espacios de emisión en las cadenas de televisión paquistaníes para transmitir un “spot” subtitulado en la lengua local, el urdu. En él, el presidente Barack Obama habla de la tolerancia de Estados Unidos a todas las religiones, mientras la secretaria de Estado, Hillary Clinton subraya que “el gobierno no tiene nada que ver con ese video. Rechazamos su contenido y su mensaje”.

Para el político islamista más relevante de Pakistán, Fazl ur Rahman, el video ahonda la sensación “de que la guerra contra el terrorismo en realidad es una guera contra el islam”. El analista liberal y experto en seguridad Hasan Askari Rizvi considera que los sentimientos antiamericanos son “más fuertes que nunca” en Pakistán. “El discurso político islamista que ve en Estados Unidos la raíz de todos los males es el discurso dominante en Pakistán”, apuntó Askari. El islamismo paquistaní dio nacimiento a los talibanes, formados en sus escuelas coránicas. También Al Qaeda tiene una base vital en en Pakistán. Aquí se protegía Osama Bin Laden cuando fue eliminado por EEUU.

Charlie Hebdo

El editor del semanario Charlie Hebdo justificó las caricaturas de Mahoma: “¿Cómo se puede justificar que unos periodistas se prohíban tratar la actualidad? La autocensura es el principio del totalitarismo. No podemos ceder a la violencia. Francia es un Estado de derecho laico y nos sometemos a la ley francesa. No hemos insultado a nadie. Si alguien lo cree, puede ir a tribunales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario