Edición Impresa

Otro trágico tiroteo sacudió a EEUU: hubo tres muertos

Un empleado de un supermercado de Nueva Jersey, vestido con uniforme de combate, disparó en la madrugada de ayer contra sus compañeros de trabajo, mató a dos de ellos y luego se suicidó.

Sábado 01 de Septiembre de 2012

Old Bridge, Nueva Jersey. — Un empleado de un supermercado de Nueva Jersey, vestido con uniforme de combate, disparó en la madrugada de ayer contra sus compañeros de trabajo, mató a dos de ellos y luego se suicidó, dos semanas después de que una serie de tiroteos masivos conmocionaran al país. Un policía indicó que el atacante era un ex infante de marina que abandonó ese cuerpo hace dos años. Según testigos, el joven, de 23 años, terminó su turno en el supermercado Pathmark de Old Bridge hacia las 3.30 horas y regresó media hora después con una pistola y un fusil de asalto AK-47, dijo el fiscal del condado de Middlesex, Bruce Kaplan.

Varios disparos. Entre 12 y 14 empleados se encontraban en el establecimiento en el momento del tiroteo. El agresor disparó por lo menos 16 balazos con un fusil de fabricación rusa a los primeros empleados que vio, matando a una joven de 18 años y a un muchacho de 24, mientras otros trabajadores se escondían. Luego se suicidó.

No se sabe si las víctimas del atacante fueron blancos intencionales o casuales. "No creo que fueran blancos específicos. Creo que todo el mundo en el establecimiento era un blanco", dijo el fiscal Kaplan. La policía identificó al agresor La policía identificó al agresor como Terence Tyler, un ex infante de marina dado de baja en 2010. Tyler nunca estuvo desplegado en el extranjero, dijo al respecto la vocera de la Infantería de Marina, la capitán Kendra Motz.

John Niccollai, presidente del sindicato que representa a los empleados, dijo haber sido informado por los directivos y trabajadores de Pathmark que el atacante vestía ropa militar y acababa de terminar el turno de noche antes de regresar e iniciar el tiroteo. Muchos de los empleados lograron huir del tiroteo, dijo Niccollai, cuando un gerente adjunto, "a quien consideró un héroe", ayudó a muchos de ellos a escapar por la puerta trasera del establecimiento comercial. Old Bridge es un suburbio situado a unos 40 kilómetros de Nueva York.

Un país conmocionado. El incidente se produce dos semanas después de que una serie de tiroteos masivos conmocionaron al país. En julio, un hombre abrió fuego en un cine repleto de Colorado cuando se difundía la última película de Batman, provocando la muerte de 12 personas, y a principios de este mes un supremacista blanco atacó un templo sikh en Wisconsin, dejando siete muertos y varios heridos.

La semana pasada, un empleado despedido mató a tiros a un ex compañero de trabajo en pleno centro de Manhattan , frente al emblemático rascacielos Empire State, antes de morir a manos de la policía.

Horas después de la tragedia en Old Bridge, el supermercado abrió sus puertas al público.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario