Edición Impresa

Otro juez procesado por las estafas con fondos inmovilizados

Un día después de que se conociera el procesamiento de un ex juez como integrante de una asociación ilícita que se dedicaba a organizar estafas con fondos judiciales inmovilizados contra el...

Jueves 05 de Diciembre de 2013

Un día después de que se conociera el procesamiento de un ex juez como integrante de una asociación ilícita que se dedicaba a organizar estafas con fondos judiciales inmovilizados contra el Banco Municipal de Rosario, otro magistrado ya jubilado corrió la misma suerte y quedó al borde de un juicio bajo las mismas imputaciones, en el marco de una causa conexa. Como a su par, le endilgan prevaricato, maniobras defraudatorias y falsificación de instrumento público.

La investigación judicial sobre el escandaloso desfalco contra el Banco Municipal por más de 1.050.000 pesos en casi sesenta movimientos irregulares que desnudó connivencias espurias entre jueces, abogados y martilleros, y conmovió la estructura del Poder Judicial, arrojó otra novedad relevante.

Mientras el martes se conocía el procesamiento del ex juez Civil y Comercial Nº 17 Alejandro Pedro Martín como integrante de la asociación ilícita, estafas, prevaricato y defraudación, y del martillero Oscar Kovalevski como organizador de las maniobras, 24 horas más tarde se dictó una resolución casi idéntica contra otro ex magistrado.

Aunque no se dio a conocer oficialmente, voceros judiciales confirmaron a La Capital que Jorge Scavone, a cargo del juzgado Civil y Comercial Nº 1 entre julio de 1984 y diciembre de 2010, fue procesado también por prevaricato, coautor de asociación ilícita, falsificación de instrumento público y estafas reiteradas, en una causa directamente vinculada al escándalo originado en juzgado Civil y Comercial Nº 17 y desde donde se triangulaba el ardid.

La decisión corrió por cuenta de la jueza de Instrucción Nº 12, Mónica Lamperti, que acumuló los expedientes tras las denuncias realizadas por la entidad crediticia entre noviembre y diciembre de 2012, cuando salió a la luz el escándalo que sacudió la estructura judicial.

Scavone quedó bajo la mira cuando se cotejaron 18 oficios falsos librados desde su juzgado en 2010 para el cobro del remanente de juicios ejecutivos, en los cuales luego se verificó que las órdenes de pago no coincidían con los expedientes en poder del banco —ya cerrados— cuya deuda había sido saldada con el acreedor correspondiente.

En muchos de esos litigios quedó un saldo que fue cobrado de manera irregular. Los oficios llevan, en su mayoría, la firma de Scavone, que fue peritada y se confirmó su autenticidad. Por eso, el ex magistrado ya había sido indagado y formalmente acusado en mayo pasado.

En la misma resolución donde se procesó al ex juez Civil y Comercial Nº 1 también se archivaron las actuaciones respecto de Martín, ya que no se comprobó que tuviera intencionalidad al firmar en suplencia uno de los oficios librados en marzo de 2011.

No obstante, y al igual que ocurrió con los hechos detectados en el juzgado Civil y Comercial Nº 17, también fue procesado Kovalevski como organizador del ardid y de los delitos económicos antes mencionados, mientras que se desvinculó de la causa a David B. un yerno del subastador.

Cabe recordar que por los mismos hechos ya fueron condenados en un juicio abreviado los abogados Luciano García Montaño y Jorge Heter a tres años de prisión de ejecución condicional e inhabilitación especial para el ejercicio de la abogacía por el término siete años el primero y cinco el segundo. También se dictó la falta de mérito de un empleado bancario que fue señalado como quien suministraba información puntual de los movimientos de las cuentas a los estafadores.

Fuentes tribunalicias vinculadas al caso indicaron que la intención del fiscal Carlos Covani es apelar la resolución respecto al archivo de la acusación contra Martín, a quien ya había solicitado que se le endilgue el rol de jefe de la asociación ilícita.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS