Edición Impresa

Otro fin de semana con vehículos al corralón

Como suele ocurrir cada vez que culmina un fin de semana, la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana municipal difundió el resultado de sus operativos en las calles. Esta vez, más de 26 vehículos fueron remitidos al corralón y se labró un centenar de actas de infracción. Además, un joven que amenazó a una inspectora de Tránsito por retenerle su moto fue demorado por la policía.

Lunes 08 de Septiembre de 2014

Como suele ocurrir cada vez que culmina un fin de semana, la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana municipal difundió el resultado de sus operativos en las calles. Esta vez, más de 26 vehículos fueron remitidos al corralón y se labró un centenar de actas de infracción. Además, un joven que amenazó a una inspectora de Tránsito por retenerle su moto fue demorado por la policía.

El sábado a la noche, personal municipal, policías provinciales y fuerzas federales concretaron procedimientos durante los cuales se hicieron controles de la documentación obligatoria para la circulación y, además, tests de alcoholemia para medir el nivel de alcohol en sangre de los conductores.

Se remitieron 26 vehículos al corralón por diversas faltas. Las intervenciones se ejecutaron con la colaboración de efectivos de la Unidad Regional II de Rosario y de las fuerzas federales.

Del total, 16 autos y cuatro motos fueron secuestrados luego de que sus titulares dieran positivo en los exámenes de alcoholemia practicados.

El nivel más alto hallado fue de 1,80 milímetros, cuando lo admisible llega a 0,50 milímetros. El resto de las unidades acarreadas obedeció a casos de incumplimientos en los documentos reglamentarios y a la falta de elementos de seguridad.

Por otra parte, a lo largo del sábado se realizaron patrullajes por la zona de Pellegrini y Oroño para controlar el estacionamiento de vehículos.

En ese marco, se labraron 114 actas por infracciones.

Amenazas de muerte. El dato más preocupante surgió de un operativo de tránsito realizado en Junín y Monteagudo, donde un joven amenazó de muerte a una inspectora tras el secuestro de su moto.

Eran las 15.30 cuando la agente de Tránsito, de 34 años, les denunció a los policías de la comisaría 8ª, que prestaban servicios de seguridad a los municipales, que quien se trasladaba en una Honda Wave le profirió amenazas.

Atento a la situación, se procedió a demorar a Pablo Z., de 27 años, y se trasladó lo actuado a la seccional 8ª por razones de jurisdicción.

"Reforzamos la presencia del Estado municipal en la vía pública como garantía de una circulación segura para quienes disfrutan de la noche", sostuvo el secretario de Control y Convivencia Ciudadana, Pablo Seghezzo.

Y agregó: "La conducción luego de haber bebido alcohol conforma una situación de verdadero riesgo tanto para conductores como para peatones. Por eso, el objetivo principal es promover convivencia y garantizar un tránsito ordenado".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario