Edición Impresa

Oscar Bárbulo, el hombre que fingió un secuestro por no poder afontar una deuda

Estuvo nueve días escondido debajo de una escalera en la casa de su madre, abrumado y avergonzado por no poder afrontar una cuantiosa deuda que tenía con su tarjeta de crédito.

Sábado 18 de Mayo de 2013

Oscar Bárbulo, el hombre que se hallaba desaparecido, se autosecuestró. Estuvo 9 días escondido en la casa de su madre abrumado y avergonzado por no poder afrontar una cuantiosa deuda que tenía con su tarjeta de crédito.

   El mismo hizo esta declaración luego de más de una hora de interrogatorio por parte del personal de la comisaría 9ª.

   El subcomisario Claudio Centurión manifestó a La Capital: “En el banco está clara la deuda de Bárbulo y a su moto la encontramos donde él nos dijo; la había escondido en el shopping Portal Rosario”.

   Bárbulo estuvo todos estos días debajo de una escalera, al parecer a la intemperie, en la casa de la madre.

   “Tenía un cuaderno donde llevaba todas las cuentas. Es una persona muy meticulosa y siempre pagaba a término. Dijo que estaba muy avergonzado por haber contraído esta deuda, a raíz de una ampliación realizada en su casa”.
  
La fábula. Bárbulo desapareció el miércoles 8 de mayo, después de que había ido a almorzar a su casa y volvía para su trabajo ubicado en Dorrego y La Paz.

   La noticia se difundió a través de los medios por la desesperada búsqueda de su esposa Cristina y de sus dos hijos. El jueves pasado se movilizó todo el barrio y hasta la escuela Boneo, donde cursan los dos hijos de Bárbulo, para suplicar a los supuestos secuestradores que Oscar apareciera con vida.

   Ayer, a las 15.30, se presentó en su casa de pasaje Estrada al 600. Cristina lo reconoció inmediatamente. Vestía lo mismo que el día que había desaparecido.

   “Estaba sucio por tantos días sin bañarse y con barba, pero vivo. Estamos felices”, repetía sin cesar la mujer, momentos antes de conocer la verdad sobre qué había pasado con su marido.

   El hombre llegó con aspecto desmejorado y se mostraba en estado de shock. Repetía las mismas palabras de una historia que nunca sucedió.

   Contó que unos hombres lo habían encapuchado a dos cuadras de su casa y lo llevaron muy lejos. Agregó que había estado encerrado sin comer durante todo el tiempo y que seguramente lo habrían confundido con una persona involucrada con estupefacientes. “Me preguntaban (los secuestradores) si yo sabía de un cargamento de droga pero yo respondía que no sabía nada”, manifestó el hombre ayer a la tarde, antes de declarar la verdad en la comisaría 9ª.

   El hombre dijo que lo habían soltado en una ruta por lo que caminó toda la noche, cerca de ocho horas, hasta llegar a su casa.

   Por su parte, la titular de Seguridad Personal, Mariel Arévalo, señaló que la madre de Oscar, de 80 años, desconocía que su hijo se ocultaba en su propia casa.

   Según se supo, la Justicia no tomará medidas frente al caso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS