Edición Impresa

Ordenan mayor rigor investigativo para causas de delitos impactantes

El procurador de la Corte Suprema, Jorge Barraguirre pide enfocar casos como los incidentes del clásico frustrado, los saqueos y las secuelas del triple crimen de Villa Moreno.

Lunes 11 de Febrero de 2013

El procurador general de la Corte Suprema, Jorge Barraguirre, impartirá una variedad de instrucciones destinadas a aportar al esclarecimiento en causas penales de sensible interés público y a que la comunidad pueda ir conociendo los avances que se produzcan en el trámite de las mismas. Frente a la sucesión de episodios de criminalidad, especialmente en Rosario, el funcionario apunta a una iniciativa de consenso con algunos ministros del máximo tribunal, con fiscales de Cámara y Defensores de Cámara, con la expectativa de romper una tradición judicial que investiga casos penales sin conectarlos, aún cuando aparecen los mismos actores yendo y viniendo en tramas delictivas comunes.

La menguada eficacia del Poder Judicial en perseguir penalmente a sujetos conocidos, que merced a la impunidad reaparecen en dinámicas de ilegalidad y violencia, es un problema sistémico de la seguridad pública en Santa Fe. Las causas que implican a personas en delitos recurrentes hoy se investigan de modo desvinculado y fragmentario, lo que imposibilita llegar a la verdad de los hechos e imponer sanciones, resultado que desacredita a la institución.

Frente a ese diagnóstico, según indicaron fuentes cercanas a la Procuración, Barraguirre analiza bajar directivas en varios sentidos, consideradas de coyuntura, dado que los criterios de persecución del delito corresponderán al Fiscal General Julio de Olazábal cuando impere en forma plena el sistema penal acusatorio. Entre estas directivas, a difundirse la semana próxima, se contarían:

• Que los fiscales de grado se apliquen a un trabajo de mayor presencia en la calle durante los hechos de su competencia, aún cuando no rige el nuevo sistema procesal a pleno. Que para ello se constituyan de modo inmediato en el lugar de los hechos con el debido acompañamiento y supervisión de los fiscales de Cámara. Se intentará una suerte de reglamentación del artículo 189 del Código Procesal para que, por vía del Ministerio de Seguridad o el de Justicia, se garantice la presencia conjunta de fiscales y policía prevencional en la escena del delito.

• Imponer un trabajo más intenso a todo el Ministerio Público (fiscalías) en hechos emblemáticos por los delitos investigados bajo la prioridad asignada por los fiscales de Cámara. Se trata de las causas de interés público, con trascedencia social, que puedan provocar zozobra, alarma o contribuir a un estado de conmoción a la comunidad. Los fiscales de Cámara seleccionarán con el procurador cuáles son esos expedientes en una dinámica en la cual los fiscales deberán estar más aplicados al trabajo de calle.

• Entre los expedientes a los que se le dará prioridad en Rosario se cuentan los recientes incidentes previos y del mismo día del clásico frustrado en inmediaciones del Estadio de Newell's; los hechos de saqueos a supermercados de fin de año; el enfrentamiento de Nuevo Alberdi con tres militantes baleados; el enriquecimiento ilícito de funcionarios policiales; las circunstancias de competencia provincial en la investigación del acusado de narcotraficante Andrés Ascaíní; los incidentes múltiples en el contexto del triple crimen de la Villa Moreno y, como uno de sus posibles hechos derivados, la ejecución de Maximiliano "Quemadito" Rodríguez; el asesinato de la voluntaria Mercedes Delgado en Ludueña; en Santa Fe, el caso conocido como causa Bolsafé, que investiga una estafa a decenas de inversores que supera los cien millones de pesos.

• Poner bajo una estricta vigilancia el accionar investigativo de la policía. Se recogieron de parte de la Procuración quejas abundantes, comunes a todos los fiscales de distrito, por sumarios trabajados en forma negligente o dolosa, por demoras inaceptables en las comunicaciones de los hechos delictivos a Tribunales. Frente a estos hechos de mala praxis, recientemente señaladas en forma crítica por el ministro de la Corte Daniel Erbetta, se aplicará el artículo 274 del Código Penal, que las penaliza.

• Reforzamiento del accionar de las oficinas de Causas con imputados no individualizados (NN) y de Atención a la víctimas, tanto en Santa Fe como en Rosario. Esto porque a partir del trabajo de estas unidades se verificó el acopio de información útil para el esclarecimiento de delitos. Se encomendará a esas oficinas concentrarse en el análisis y desarticulación de redes de criminalidad económica, en coordinación con dependencias de otros poderes de la provincia y de la Nación. Las oficinas de Atención a la Víctima se concentrarán en delitos institucionales (violencia policial) y trata de personas.

• Se requerirán herramientas de organización como modificación de sistemas informáticos, espacios y más personal para el Ministerio Público, que puedan provenir de juzgados de Instrucción y Correccionales hacia las fiscalías.

El procurador de la Corte cederá, cuando prevalezca de modo plena el nuevo sistema de enjuiciamiento de delitos, las competencias que tiene en materia de persecución como de defensa penal, en favor de los jefes del Ministerio Público de la Acusación y del Servicio Provincial de Defensa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS