Edición Impresa

Operativo especial y cierre de rutas para la final del Mundial

Habrá 4.000 policías para contener los festejos. Por la niebla, evalúan impedir que vengan a la ciudad desde el área metropolitana. Controlarán que no se venda alcohol después de las 23.

Viernes 11 de Julio de 2014

Provincia y municipio ya empezaron a trabajar en el operativo para contener los posibles festejos del domingo, tras la final del Mundial. Las autoridades evalúan cerrar las rutas de la región para evitar que vengan a festejar a Rosario decenas de personas en auto cuando finalice el partido con Alemania ya que rige un alerta vial por densos bancos de niebla. Además, habrá unos 4.000 policías convocados para controlar los festejos, a lo que se sumarán efectivos de las fuerzas nacionales de seguridad. Y el municipio controlará que no se venda alcohol a menores y que se respete la prohibición de no comprar esas bebidas después de las 23.

Durante la jornada de ayer funcionarios de la Intendencia, el Ministerio de Seguridad provincial y autoridades de la Gendarmería Nacional mantuvieron una serie de reuniones con el objetivo de diagramar los operativos del domingo. "Pierda o gane Argentina, la gente va a salir a festejar en forma masiva", consideraron.

Hoy por la mañana volverán a reunirse en la delegación local de la Gobernación para ultimar los detalles del plan conjunto. El cónclave lo encabezará el ministro de Seguridad de Santa Fe, Raúl Lamberto.

El balance de la populosa celebración del miércoles, tras el partido contra Holanda, no fue del todo satisfactorio. Si bien es cierto que, se calcula, sólo al parque Nacional a la Bandera llegaron unas 50 mil personas, en el centro hubo disturbios y arrebatos.

Por los incidentes una persona falleció en una pelea tras un accidente de tránsito, hubo 30 detenidos, una taxista resultó baleada, varios colectivos fueron vandalizados y parte de la iluminación del Monumento destrozada (ver aparte).

"Más que la gente que fue el Monumento, lo impresionante del festejo del miércoles fue la cantidad de personas que se movilizaron por toda la ciudad. Había autos en todos lados festejando", destacó el secretario de Gobierno, Fernando Asegurado.

Para el domingo al anochecer se están evaluando distintas estrategias preventivas. Entre las más restrictivas se analiza cerrar los corredores viales de la región para evitar que circulen en auto miles de auto en medio de la niebla para llegar a Rosario a los festejos en el Monumento.

"Es una opción en estudio que determinará la Agencia Provincial de Seguridad Vial a raíz del alerta que se lanzó para estos días por la visibilidad reducida por niebla", apuntó Asegurado.

El funcionario municipal indicó además que la Intendencia aportará para los operativos a sus agentes de las áreas de control para fiscalizar que no se venda alcohol a menores en los kioscos y que se respete la veda de venta de estas bebidas para mayores tras las 23.

Desde la Unidad Regional II se dispuso afectar a la brigada de Orden Público como a efectivos de la agrupación cuerpos (Guardia de Infantería, Motorizada, Sección Perros, Caballería y Comando Radioeléctrico) al operativo especial de seguridad.

En total, estimaron fuentes de la UR II, serán entre 3 y 4 mil los agentes de la policía provincial que estarán en la calle durante y, sobre todo, después del partido.

Además de la zona del Monumento, los efectivos estarán en las avenidas más importantes, en los puntos fijos de los corredores seguros para taxis y colectivos y lugares estratégicos como los principales espacios públicos, estaciones de servicio y los alrededores de dependencias oficiales.

Reclamo. Por la mañana, la intendenta Mónica Fein había pedido públicamente la colaboración del Ministerio de Seguridad provincial para apoyar los operativos de control proyectados por el municipio para el domingo.

La mandataria reconoció que la masividad de los festejos del miércoles los tomó por sorpresa. Y sostuvo que aunque el grueso de las personas que salieron a la calle a festejar se manifestaron en forma pacífica, la fiesta no estuvo exenta de desmanes.

"Hubo sectores minoritarios que ejercieron violencia, sobre todo en servicios públicos", indicó la jefa del Ejecutivo local.

"El vuelco de ciudadanos a las calles nos sorprendió a todos", se sinceró Fein y se comprometió a "trabajar con el Ministerio de Seguridad de la provincia para que el domingo tengamos mayor refuerzo de policías".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS