Edición Impresa

Obama y Romney entran en la fase final y más intensa de la campaña

El republicano encabeza todos los sondeos, invirtiendo la situación previa a los tres debates. Obama votó por anticipado y promocionó esa modalidad, que al parecer lo favorece.

Viernes 26 de Octubre de 2012

Washington. — Superada la etapa de los tres debates presidenciales que dominó las últimas semanas, los candidatos estadounidenses han entrado en la fase más intensa y final de sus campañas. Quedan don semanas antes del voto del 6 de noviembre. Barack Obama concluyó ayer una gira relámpago por Estados decisivos, y a la vez votó por anticipado, un método usual en los EEUU y que lo favorecería. En tanto su rival republicano, Mitt Romney se concentraba en el industrializado estado de Ohio, un distrito que debe ganar si quiere ser elegido. Romney ha quedado mejor posicionado en las encuestas luego de los tres debates: antes de esos encuentros era claramente superado por Obama por media docena de puntos, y ahora encabeza todos los sondeos, aunque por menos margen.

Vuelco. El vuelco en los sondeos es el tema predominante en las secciones de política de los medios estadounidenses. Romney mantenía ayer una ventaja de un punto porcentual sobre Obama en el sondeo diario de Reuters/Ipsos. Romney supera a Obama entre "posibles votantes" por un 47 por ciento a 46 por ciento, un margen estadísticamente insignificante. Empero, sí es significativo que Obama haya quedado relegado luego de la serie de tres debates, y que esto ocurra en prácticamente todos los sondeos. Mientras que el trabajo diario de Ipsos mostró tempranamente una ventaja leve para Romney, otros estudios, como el del diario prodemócrata Washington Post, ahora comenzaron también a dar al republicano por delante. En este caso la ventaja es bastante más neta: ayer llegó a tres puntos. Romney se impone por 50 a 47 por ciento en el sondeo diario de Washington Post/ABC. El gráfico acompañante mostraba claramente cómo aumentaba la distancia entre ambos con el paso de los días: el miércoles, la diferencia era de sólo un punto, 49/48 por ciento para Romney. El 47 por ciento de Obama es el punto más bajo que alcanzó el candidato en este estudio, remarcaba el diario. El Washington Post dio ayer su apoyo abierto a Obama mediante un editorial en tapa: "Cuatro años más", se llamó el inequívoco texto. Sin ocultar su posicionamiento, el diario de la capital incluso se preguntaba si "el impulso de Romney no es falso".

Además del diario capitalino, ayer Obama recibió otro respaldo público. Colin Powell, el ex secretario de Estado bajo el presidente George W. Bush, anunció su apoyo a la candidatura de Obama. "Voté por él en 2008 y pienso seguir apoyándolo en 2012, y votaré por él y por el vicepresidente Joe Biden el mes próximo", anunció en una entrevista con la cadena CBS. "Creo que tenemos que seguir en el camino en el que estamos", subrayó. Según la Casa Blanca, Obama llamó inmediatamente a Powell para agradecerle su respaldo.

Voto anticipado.En tanto, la campaña tuvo ayer un día a toda máquina. Obama visitó Virginia, otro Estado que será decisivo en el resultado de la elección, tras haber pronunciado por la mañana un discurso en Tampa, Florida. Luego viajó a su feudo de Chicago, donde votó de manera anticipada. Al ingresar a un centro electoral, uno de los empleados del lugar le pidió su identificación, por lo que el mandatario bromeó: "Menos mal que traje mi licencia de conducir". Obama pasó varios minutos frente a la máquina electrónica de votación y dijo luego a los periodistas presentes en el lugar que no podía revelar a quién había votado. "En todo el país estamos viendo gran cantidad de votos anticipados, lo que significa que uno no necesita salir del trabajo, ver cómo hace para recoger a los niños y emitir su voto el día de las elecciones", destacó, para promover la votación anticipada. La campaña demócrata cree que el voto anticipado por correo les resulta favorable, de ahí que Obama lo haya hecho ayer con tanta publicidad. Su esposa Michelle votó por el mismo medio la semana pasada. Durante su raid de ayer por varios Estados, el presidente tenía la voz ronca, luego de tres actos electorales el miércoles y una noche a bordo del avión presidencial, el Air Force One.

En Ohio.Romney, por su parte, concentraba sus esfuerzos en Ohio, donde está casi obligado a ganar si quiere ser electo como el 45º mandatario el 6 de noviembre. ¿"Quieren un cambio verdadero y grande en este país? Lo tendrán el 6 de noviembre", dijo Romney en una industria del sector aeronáutico. Declarándose convencido de que su campaña fue revitalizada por los tres debates en los que se enfrentó con el presidente, Romney afirmó que es "optimista". El republicano ha elegido la estrategia de presentarse en empresas, incluso ayer lo hizo cerca de una planta de General Motors.

El presidente retornará el lunes a Ohio, Florida y Virginia acompañado de la valiosa presencia de su predecesor Bill Clinton, el único demócrata que recibiera un segundo mandato desde la Segunda Guerra Mundial. Clinton es la figura política más popular en los EEUU: supera a todos los demás, incluso a Obama y Romney.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario