Edición Impresa

Obama prometió reformarlos programas de espionaje

Aseguró que les dará mayor "transparencia". También calificó a Putin como un "niño aburrido en el fondo del salón de clases"

Sábado 10 de Agosto de 2013

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció ayer una serie de medidas para garantizar una mayor "transparencia" en los programas de vigilancia del país, duramente cuestionados por la opinión pública doméstica e internacional a raíz de las revelaciones del informante Edward Snowden, asilado temporalmente en Rusia. "No basta que yo como presidente tenga confianza en estos programas, también la opinión pública estadounidense debe tenerla", dijo el mandatario en rueda de prensa en Washington, en la que sin embargo rechazó que filtraciones como las de Snowden sobre la masiva vigilancia de datos telefónicos y de correos electrónicos por parte de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) sean la mejor manera de promover más transparencia en este campo.

Un día antes de empezar sus vacaciones en la exclusiva isla de Martha's Vineyard, Obama negó que Snowden, a quien Rusia concedió asilo temporario, fuera un "patriota", y agregó que la aceptación de ese pedido, es una razón más para "recalibrar" la relación de Washington con Moscú.

Aseguró asimismo que se darán pasos concretos que garanticen la mayor "transparencia" de los cuestionados programas, y se comprometió a encargarse activamente de su cumplimiento apenas regrese de las vacaciones. Obama aclaró que va a "trabajar con el Congreso" para lograr "reformas adecuadas" a la llamada Sección 215 (que autorizó la recolección de datos de llamadas telefónicas) de la ley que se adoptó tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 y que muchos grupos de derechos civiles critican. También hará aumentar la confiabilidad de los tribunales encargados de autorizar las operaciones, tomará medidas para que las agencias sean más transparentes y protejan mejor los derechos civiles, y un grupo de expertos investigará los métodos y tecnologías usados para presentarle informes a él.

Sobre Putin. Con respecto a la cancelación de la cumbre que tenía prevista con el presidente ruso en represalia por el asilo al topo de la CIA, negó tener una mala relación con Vladimir Putin, pero dijo que su par ruso a veces parece "un niño aburrido en el fondo del salón de clases".Las relaciones bilaterales alcanzaron esta semana uno de sus peores puntos desde la Guerra Fría, después de que Rusia le diera asilo al ex agente estadounidense. La respuesta de Obama fue cancelar una reunión con Putin. "Sé que a la prensa le gusta centrarse en el lenguaje corporal, y él tiene esa postura encorvada, como un niño aburrido en el fondo del salón de clases. Pero la verdad es que cuando tenemos conversaciones, a menudo es muy productivo", comentó Obama sobre Putin.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS