Edición Impresa

Obama da su apoyo a Japón en un litigio territorial con China

El presidente estadounidense Barack Obama insistió en Japón en la importancia de la alianza de seguridad entre ambas naciones como eje central de la paz en el conjunto de la región...

Viernes 25 de Abril de 2014

El presidente estadounidense Barack Obama insistió en Japón en la importancia de la alianza de seguridad entre ambas naciones como eje central de la paz en el conjunto de la región Asia-Pacífico, en medio de las tensiones entre China y Japón por un litigio territorial. Obama apoyó a Japón en este punto, lo que desató la reacción de Pekín de inmediato.

"La alianza entre Washington y Tokio no supone sólo el fundamento de la seguridad de los dos países, sino de toda la región", dijo Obama durante un encuentro con el primer ministro nipón Shinzo Abe, en la primera visita oficial de un presidente estadounidense a Japón desde la de Bill Clinton en 1996. Obama llamó también a impulsar las negociaciones para un previsto Tratado de Libre Comercio (TLC) transpacífico, estancado por cuestiones agrícolas y del sector automotov y que están negociando 12 países de Asia-Pacífico. Su viaje a Japón se produce con el telón de fondo de nuevas tensiones entre Japón y sus vecinos China y Corea del Sur, así como el desafío norcoreano.

En este tenso contexto, Obama ayer se dio tiempo para un poco de relax. y jugó al fútbol con un robot japonés. Luego reiteró su apoyo a Japón en la disputa con China por la soberanía de un archipiélago en el mar de China Oriental y dijo que las islas Senkaku, administradas por Tokio, están cubiertas por el tratado de seguridad conjunto. "Nuestro compromiso con la seguridad de Japón es absoluto. El artículo 5 (del tratado de cooperación mutua) cubre todos los territorios bajo administración japonesa, incluyendo las islas Senkaku", remarcó Obama en rueda de prensa. El artículo contempla la actuación estadounidense para "enfrentar un peligro común" si Japón sufre un ataque armado.

Las islas son reclamadas por China, además de Taiwán, donde son conocidas como Diaoyu y Tiayitai. La declaración de Obama puede considerarse un éxito diplomático de Abe. Al mismo tiempo, Obama hizo hacer equilibrio e hizo un llamamiento a evitar provocaciones entre ambos países y contenerse en la retórica.

Pero aunque Obama simplemente reiteró la que es una política estadounidense de larga data, el hecho de que el compromiso fuera declarado explícitamente por un presidente estadounidense en Japón tuvo gran poder simbólico. En respuesta, el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Qin Gang, dijo en una conferencia de prensa en Pekín que las islas pertenecían a China. "El llamado tratado de seguridad estadounidense-japonés es productor de la Guerra Fría y no puede apuntar a una tercera parte ni dañar la soberanía territorial de China", sostuvo.

Respecto al conflicto por el programa nuclear y misilístico de Corea del Norte, Obama consideró que es necesario ejercer una "mayor presión" sobre el régimen comunista. Hoy Obama viajará a Corea del Sur, otro aliado estratégico de Washington en Asia.

Abe y Obama reafirmaron la importancia de una cooperación conjunta con Corea del Sur. Seúl teme que durante la visita de Obama, Pyongyang realice un nuevo ensayo nuclear.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario