Edición Impresa

Obama alertó sobre la amenaza nuclear impulsada por "lunáticos" yihadistas

El presidente estadounidense reclamó en la Cumbre de Seguridad Nuclear que la comunidad internacional actúe en conjunto para evitar que los terroristas obtengan material radiactivo. 

Sábado 02 de Abril de 2016

El presidente estadounidense, Barack Obama, alertó ayer sobre la amenaza de un ataque nuclear por los "lunáticos" yihadistas del grupo Estado Islámico, a pesar de los esfuerzos internacionales para evitarlo. Durante una Cumbre de Seguridad Nuclear en Washington, Obama, que abandonará la Casa Blanca en enero, pidió cooperación a la comunidad internacional para evitar que los "terroristas" obtengan material atómico o ataquen instalaciones nucleares.

A la vez aseguró que su país hará publico por primera vez su arsenal nuclear. "Hemos reducido ese riesgo. Pero la amenaza del terrorismo nuclear persiste y continuará", dijo el mandatario estadounidense al abrir la sesión de plenaria de la cumbre, la cuarta de estas iniciativas lanzadas por Obama en 2010.

Latente entre el medio centenar de jefes de Estado y de Gobierno que participan de la cumbre está el temor de que grupos radicales puedan obtener material atómico para una bomba sucia: una explosión no nuclear que sin embargo diseminaría partículas radioactivas en el ambiente. Las preocupaciones por ese tipo de ataques se potenciaron tras descubrirse que dos de los implicados en el atentado en Bruselas estaban relacionados con videos de vigilancia que muestran todos los pasos de un agente belga del sector nuclear. "El EI ya ha usado armas químicas, incluido el gas mostaza, en Siria e Irak", dijo Obama. "No hay duda de que si estos lunáticos obtienen una bomba nuclear o material nuclear, definitivamente los usarían para seguir matando a la mayor cantidad de personas inocentes como puedan", añadió.

"Catástrofe humanitaria". Según el mandatario, unas 2.000 toneladas de material nuclear están almacenadas en el mundo en instalaciones civiles y militares, algunas de ellas no complemente seguras. "Tan solo una pequeña cantidad de plutonio _del tamaño de una manzana_ mataría y heriría a miles de inocentes", dijo Obama, advirtiendo de una posible "catástrofe humanitaria, política, económica y ambiental con ramificaciones mundiales por décadas". El mandatario anunció que, por primera vez en una década, EEUU hará público su arsenal nuclear y también difundirá una "descripción detallada" de las medidas de seguridad que toman sus fuerzas armadas para protegerlo.

Aunque la cumbre está enfocada en los inventarios de material fisionable, otras preocupaciones nucleares fueron inevitablemente invitadas a la mesa de los líderes mundiales, incluyendo la insistencia de Corea del Norte de continuar sus ensayos nucleares y sus pruebas con misiles prohibidos por la ONU. El régimen de Kim Jong-un lanzó ayer otro misil de corto alcance, el último de una serie de lanzamientos recientes que intensifica las tensiones militares en la península coreana.

Al abrir la cumbre el jueves, Obama intentó forjar un consenso entre los líderes asiáticos para responder a Corea del Norte. "Estamos unidos para disuadir y defendernos contra las provocaciones norcoreanas", dijo Obama tras recibir a la presidenta surcoreana, Park Geun-Hye y el premier de Japón, Shinzo Abe. Además, Obama y Xi Jinping, el presidente chino cuyo país es un aliado tradicional de Corea del Norte, se comprometieron "a la desnuclearización de la península coreana y el cumplimiento completo de las sanciones de la ONU" contra Pyongyang.

Faltazo. A pesar de la numerosa presencia de dirigentes mundiales, una notable ausencia ensombrecía la cumbre: el presidente ruso Vladimir Putin. Expertos señalan que la negativa de Putin de asistir prácticamente impidió una significativa reducción de los materiales fisionables, la mayoría de los cuales son almacenados por los aparatos militares de Rusia y Estados Unidos. "Esta cumbre de seguridad nuclear supuestamente está dirigida a todos los inventarios, pero la verdad es que lo único en que se enfoca es en una pequeña proporción de inventarios civiles", dijo Patricia Lewis, experta del centro de análisis británico Catham House.

Al margen de la cumbre, las potencias también repasaron un asunto que mantuvo en vilo al mundo en los últimos años: el acuerdo nuclear con Irán, que entró en vigor en enero.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario