Edición Impresa

Obama ahora quiere aplicarle a Irán la "receta" que usó con Siria

El presidente francés Hollande advirtió que el recurso a las armas sigue en pie si Damasco no acata lo acordado entre Rusia y EEUU. Dijo que la amenaza del uso de la fuerza llevó a Assad a entregar sus armas químicas y que lo mismo vale para el caso iraní.

Lunes 16 de Septiembre de 2013

El presidente Barack Obama reveló que se comunicó por carta con el nuevo presidente iraní, el moderado Hassan Ruhani. Obama agregó que el logro diplomático alcanzado en Siria, apoyado en el uso de la fuerza, es un buen modelo para frenar las ambiciones nucleares de Teherán. El sábado EEUU y Rusia alcanzaron una acuerdo que prevé la destrucción de la totalidad de las armas químicas de Siria. Sin embargo, el régimen sirio celebró el acuerdo como una "victoria", pese a que lo obliga a entregar sus armas químicas. Por otro lado, el presidente de Francia, François Hollande, destacó que la "opción militar" contra Siria sigue vigente y que "funcionó", dado que permitió alcanzar el acuerdo de desarme.

Entrevista. En una entrevista con el canal ABC, Obama declaró que la preocupación de Estados Unidos sobre las ambiciones nucleares de Irán es "un tema mucho más grande para nosotros" que el arsenal químico de Siria, y agregó que la amenaza que Irán plantea para Israel es "mucho más cercana a nuestros intereses centrales" que el caso sirio.

Obama subrayó que Irán "no debería pensar que Estados Unidos descartará un ataque militar en respuesta al programa nuclear de Teherán", sólo porque decidió no atacar a Siria. "Lo que deberían sacar como lección es que existe el potencial de resolver estos temas de forma diplomática", concluyó.

El nuevo presidente de Irán es considerado un moderado y ha realizado declaraciones conciliadoras hacia Washington desde que asumió hace un mes. Sobre Siria, Obama defendió su manejo de la crisis y dijo que sus decisiones llevaron a que Bashar Assad reconociera que tenía armas químicas (algo que jamás había hecho) y aceptara destruirlas.

En tanto, John Kerry, el secretario de Estado que negoció en Ginebra el acuerdo de desarme químico de Siria con Rusia, viajó ayer a Israel. Allí se reunió con el premier Benjamin Netanyahu. Este comentó que había seguido de cerca el manejo de la diplomacia de Washington, y que apoyaba su estrategia. "El régimen sirio debe ser despojado de todo su arsenal químico. Esto haría a la región mucho más segura", comentó.

¿Victoria? El régimen sirio, asediado por los rebeldes en todos los frentes, celebró el acuerdo de Ginebra entre Rusia y EEUU como una "victoria", pese a que lo obliga a someterse a un irrestricto examen de inspectores extranjeros y entregar todas sus armas químicas.

"Cualquier cosa". En vísperas de la entrega al Consejo de Seguridad de la ONU del informe sobre el uso de armas químicas en Siria el pasado 21 de agosto —episodio que desató la posibilidad de un ataque de EEUU y Francia—, el régimen de Bashar Assad aseguró que acatará las decisiones de Naciones Unidas. "Siria se compromete a cumplir cualquier cosa que venga de la ONU", declaró el ministro de Información, Omran al Zubi. "Aceptamos el plan ruso para acabar con nuestras armas químicas. De hecho, hemos empezado a preparar nuestra lista", precisó. El acuerdo de Ginebra prevé incluso el uso de la fuerza si Siria no cumple el acuerdo. Pero "por un lado, ayuda a los sirios a salir de la crisis y, por otro, permitió evitar la guerra contra Siria, al dejar sin argumentos a quienes querían desencadenarla", declaró el ministro de la Reconciliación sirio, Ali Haidar. Por esto "este acuerdo es una victoria para Siria gracias a nuestros amigos rusos", concluyó Haidar. Empero, Siria debe ahora entregar la que es su única arma estratégica y de destrucción masiva para evitar un bombardeo de EEUU.

Hollande. A su vez, el presidente francés François Hollande declaró que no ha descartado la "opción militar" contra Siria. En un discurso televisado declaró que "la opción militar debe mantenerse, de otra manera no habrá presión", sobre el régimen sirio. También afirmó que la amenaza real de un ataque "funcionó", y abrió el paso al acuerdo de desarme. Hollande, Kerry, el canciller francés Laurent Fabius y el secretario de Exterior británico William Hague se reunirán hoy en París a fin de acordar un borrador de resolución en la ONU. Según Hollande, el Consejo de Seguridad de la ONU podría pronunciarse hacia fines de esta semana.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS