Edición Impresa

Nuevos cruces por la medida de fuerza de CRA, SRA y Coninagro

El ruralismo criticó al ministro de Agricultura. Buzzi avaló la medida de fuerza pero dirigentes federados respaldaron la autonomía de la Federación Agraria Argentina.

Viernes 06 de Marzo de 2015

El cese de comercialización de granos y hacienda anunciado por tres entidades de la mesa de enlace agropecuaria para la semana próxima volvió a generar cruces, tanto a nivel político como gremial.
    Desde Expoagro, el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Rubén Ferrero, criticó al ministro de Agricultura de la Nación, Carlos Casamiquela, quien un día antes había relativizado el efecto de la medida al recordar que “hoy ya no están vendiendo soja”.
    “Nos gustaría ver al ministro corriendo para solucionar los problemas y no para desprestigiar a las entidades”, respondió Ferrero, quien consideró “ridículo” que los productores de trigo “no pueden comercializar el cereal debido a las políticas del gobierno”.
    Además les reclamó a los funcionarios nacionales que “salgan de abajo de la alfombra” y escuchen los reclamos de su sector.
    El dirigente ratificó el cese de comercialización anunciado junto a la Sociedad Rural Argentina y Coninagro, y se mostró confiado en que antes del miércoles, cuando se inicie la medida, la Federación Agraria se sume.

Fisuras. La mesa de enlace agropecuaria, que durante los últimos siete años definió las políticas gremiales agropecuarias y se convirtió en un activo referente de la oposición al gobierno, quedó herida luego de que la entidad federada decidiera recuperar autonomía y avanzar en su propia estrategia de lucha.
    En ese camino, aceptó restablecer el diálogo con el gobierno, que respondió con una flexibilización de la normativa que limitaba el crédito del Banco Nación; la integración de la gremial en organismos de gestión de política agropecuaria; un cupo de exportación de trigo a la cooperativa AFA para mejorar el precio pagado a los productores, y, más recientemente, con un subsidio de 0,30 pesos por litro de leche a los tamberos que produzcan hasta 2.900 litros diarios.
   La nueva conducción de FAA, que encabeza Omar Príncipe, ratificó la estrategia en marcha, resaltó los avances logrados hasta el momento, y redobló su reclamo a favor de segmentar las retenciones a la exportación para los pequeños y medianos productores.

Críticas.  Esta movida inquietó al ex presidente de Federación Agraria y actual precandidato a gobernador por el massismo Eduardo Buzzi, quien desde Expoagro volvió a criticar el rumbo tomado por su sucesor.
     En un guiño a CRA, SRA y Coninagro, saludó la medida de fuerza, expresó su disconformidad con la decisión federada y acusó a sus dirigentes de haber “regalado” al gobierno “la foto de una mesa de enlace fracturada”.
     También se emparentó con el ex presidente Eduardo Duhalde, al deslizar que ambos experimentaron un destino común en relación a los candidatos que habían apadrinado.

Respaldo a Príncipe.  Pero los dirigentes de base de la Federación Agraria salieron a respaldar la decisión del consejo directivo. “El cese de comercialización al que llamaron las otras entidades lleva un programa que no es el de los chacareros”, dijo Mario Fabbro, histórico dirigente de Maciel. Desde Córdoba, Mariela Agüero, dijo que “en las zonas inundadas de Córdoba, más que estar pendientes de ir a un paro, la realidad pasa por ver si el agua que viene de las sierras nos llega a los campos”. Héctor Boldrini, de Pergamino, valoró las tareas de la conducción de su entidad frente al Banco Nación y en relación a la comercialización de trigo.
    José Luis Ananías, también de Maciel, completó: “Hace tiempo que venimos luchando por la segmentación, así que veo muy bien que se pueda avanzar y si llega a salir en las retenciones sería un golazo porque agarraría a todos los colonos chicos”, señaló. Respecto de la mesa de enlace, aseguró: “La verdad que en algún momento nos teníamos que separar”.

Internas. La distancia entre la Federación Agraria y la mesa de enlace sacudió el frente gremial. Desde el ruralismo aspiran a obtener el respaldo público de filiales federadas al lock out de la semana próxima. Apuestan a que Buzzi a mida a favor de la mesa de enlace la influencia que pueda mantener en la entidad que presidió.
    En la Federación Agraria, confían en que las bases valoran el camino emprendido de recuperar la autonomía. Y miran al interior de otras organizaciones. Ayer se interesaron por una nota de Cartez, la confederación de los ruralistas de Córdoba, San Luis, La Rioja y Catamarca, en la que se pedía que se libere de la decisión de no comercializar a los productores de esa región afectados por las inundaciones.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario