Edición Impresa

Nuevo reclamo por la muerte de Franco Casco

Familiares del joven que apareció muerto en el río tras estar preso en la comisaría 7ª encabezaron una nutrida marcha pidiendo justicia.

Viernes 12 de Diciembre de 2014

Una nutrida marcha reclamó ayer que la Justicia investigue y determine las culpabilidades por la desaparición de Franco Casco, el joven oriundo de Florencio Varela que llegó a Rosario para visitar a sus familiares y cuyo rastro se perdió el 7 de octubre luego de ser detenido en la seccional 7ª por desacato y aparecer el 30 del mismo mes flotando en el río Paraná.

Unas 500 personas iniciaron la marcha poco después de las 18 de ayer en la plaza 25 de mayo y se desplazaron por calle Santa Fe hasta la plaza San Martín bajo una solo consigna: "Yo sabía, a Franco lo mató la policía", en clara referencia a los que consideran responsables de la muerte del muchacho.

En la plaza frente a la Catedral estaban, como todos los jueves, las Madres de Plaza de Mayo. Norma Vermulen, histórica de la agrupación, dijo a LaCapital que "siempre mueren los chicos jóvenes y pobres. Son las nuevas víctimas y más en este caso, que el chico desapareció. No queremos que suceda ésto nunca más. Es parecido a otras épocas, siempre la policía está en el medio y a esto se suma el tema del narcotráfico", aseveró. En tanto "Chiche" Massa, otra madre histórica, le dijo a Elsa Godoy, madre de Franco: "Nosotras estuvimos 30 años para lograr justicia y seguimos en la lucha".

A lo largo de las diez cuadras también marcharon dos murgas de barrio Ludueña, que a golpes de parches se hicieron oir en todo el microcentro. Una vez llegados al escenario montado frente a la sede de gobernación, Elsa Godoy se dirigió a los manifestantes: "Sepan que yo sola no hubiera podido hacer nada", y estalló en lágrimas. "Quiero que se haga justicia, que los que mataron a Franco se hagan cargo. Gracias a todos". Y volvió a llorar.

Emocionados. Tanto Elsa como sus hijos son de pocas palabras. Lucas, uno de los tres que la acompañaron ayer en su peregrinar, se msotró emocionado al ver la movilización: "A mi hermano nadie lo conocía y sin embargo acá está toda esta gente". Y su madre remarcó que "nadie de la provincia llamó, ni me ayuda. Lo único que sé es que la causa no se sabe quien la va a tomar", en referencia a que la Justicia provincial se declaró incompetente al aceptar la carátula de desaparición forzada de persona y la Justicia federal no encuentra sustento para asumirla como tal.

En este sentido el defensor General de Santa Fe, Gabriel Ganón, dijo que "el Estado provincial encubrió acciones de los policías. En esta causa ocurrieron episodios muy graves y fue claramente una desaparición forzada de persona. Ahora el tema está en la Cámara Federal de Rosario que debe decidir si es competencia provincial o federal, pero no puede ser que la misma policía se autoinvestigue. Cuanto antes vaya al fuero federal mejor".

Franco Casco llegó a Rosario el 29 de septiembre y se instaló en la casa de sus familiares, en Empalme Graneros. El 6 de octubre no tomó el tren que lo iba a llevar de vuelta a su casa del conurbano bonaerense y su rastro se perdió. Ante eso su madre, Elsa Godoy, llegó a la ciudad el 13 de octubre y recorrió comisarías, hospitales y morgues para ubicarlo. Pero solo pudo confirmar que estuvo detenido en la 7ª y que luego desapareció. Tras dos marchas pidiendo se investigue su paradero, el cuerpo del joven apareció el 30 de octubre en el río Paraná, a la altura del Parque de España.

Una militante del Bodegón Cultural Pocho Lepratti, desde el escenario donde actuaron varias bandad, dijo que "las organizaciones sociales y populares damos la lucha en la calle, más allá de lo que pase en los despachos de la Justicia".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario