Edición Impresa

Nuevo proyecto en pos de cocheras subterráneas

La iniciativa del PRO apuesta al consenso y tiene en cuenta infraestructura y medio ambiente de los espacios públicos a afectar.

Martes 24 de Septiembre de 2013

La saga de las cocheras subterráneas sumó ayer un proyecto en el Concejo. La iniciativa insiste con el plan de construcción de los estacionamientos soterrados en el área central de la ciudad pero corre el eje del debate. Ahora quieren que, en cada uno de los casos, lo primero a preservar sean las condiciones de infraestructura y que no muevan un centímetro de suelo sin dejar a salvo hasta el último árbol del lugar. Además, desacoplan del tema a la plaza San Martín, donde consideran que la discusión ya está agotada. La iniciativa llegó con un fundamento de peso: de 2000 al 2010, Rosario aumentó un 40 por ciento su parque automotor.

El proyecto propone una lista de seis posibles lugares para construir los estacionamientos soterrados: bulevar Oroño y avenida de la Costa, entornos del Distrito Centro (área norte del parque España) y de la plaza del Foro, avenida Pellegrini y Corrientes, la plaza Libertad y el Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias (Cemar, Moreno y San Luis).

"Es un proyecto para seguir impulsando la construcción de cocheras subterráneas en Rosario, una discusión que a pesar de haber tenido un importante y prolongado debate en el Concejo, no tuvo resolución", explicó Rodrigo López Molina (PRO), autor de la iniciativa que acompañó la concejala radical Daniela León. Ambas bancas aliadas al oficialismo en el Palacio de los Leones.

Según el edil, en esta ocasión se plantea "no dar una discusión casuística (caso por caso) sino consensuar un marco regulatorio general".

Por eso, dejó en claro que se preservará la infraestructura y el medio ambiente de cada espacio e incorporará un "paso previo, fundamental e ineludible: la realización de estudios de impacto ambiental antes de la obra para llevar tranquilidad a los vecinos".

Por las calles rosarinas cada día ingresan al área central unos 250 mil vehículos. "Son números importantes", destacó López Molina. Y dijo que, en ese contexto, el estacionamiento subterráneo es una alternativa más que eficaz.

"Sobre todo si uno piensa que ciudades como Córdoba, Buenos Aires y Santa Fe están avanzando en la licitación y la construcción de este tipo de cocheras, es evidente que debemos proyectarlas para Rosario por su densidad, perfil turístico y cultural", explicó el edil.

Además, recordó que el último estacionamiento de ese tipo se realizó hace décadas en la Montenegro, que pasó a convertirse en plaza seca.

"Hoy las técnicas cambiaron", tranquilizó el portavoz del PRO. Y dijo que el proyecto que presentó incorpora sendas iniciativas de su compañero de banca Alejandro Rosselló y del justicialista Diego Giuliano.

La iniciativa deja asentado a través de dos incisos los usos admitidos de las áreas del subsuelo, que están relacionados con aspectos complementarios a una cochera (lavadero, gomería, mecánica ligera y cerrajería).

Además, encomienda realizar los estudios necesarios para sumar "estacionamientos disuasorios de arribo al área central".

Para López Molina, un buen transporte público nunca absorbería la decisión de muchos rosarinos que prefieran movilizarse en sus propios automóviles. "Son dos carriles compatibles, complementarios, por eso hay que darles las instancias para que puedan dejarlos. En ese contexto, damos este proyecto, que consideramos superador", aseguró.

La decisión de discutir pautas y no lugares entusiasma a los impulsores de la idea. El tema cocheras subterráneas lleva varios años en la agenda del Palacio Vasallo, en muchas ocasiones impulsadas por el Ejecutivo.

"Es la oportunidad para reformular la circulación del transporte privado", concluyó López Molina.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario