Edición Impresa

Nuevo paso en causa por los desarmaderos

Hoy se realizará la audiencia de apelación por el levantamiento de las clausuras. El ministro de Justicia provincial avaló al magistrado.

Jueves 18 de Septiembre de 2014

"La labor de los magistrados tiene que estar sometida al permanente escrutinio público. El mecanismo de jury es para revisar la actuación de un juez y tiene que ser algo un poco más fácil de constituir", afirmó el ministro de Justicia de Santa Fe, Juan Lewis, en referencia al pedido del Ministerio de Seguridad de la Nación para someter a juicio político al juez penal José Luis Suárez por levantar las clausuras de 23 desarmaderos allanados el mes pasado.

En ese sentido, hoy se hará en Tribunales la audiencia de apelación al pedido del fiscal Eduardo Sorrentino, quien manifestó que el juez no tiene competencia para revocar una medida dictada por un órgano administrativo como la Dirección Nacional de Desarmaderos.

Todo empezó el 20 de agosto pasado cuando el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, desembarcó en Rosario y junto al ministro de Seguridad de la provincia, Raúl Lamberto, y el fiscal jefe de la Unidad de Delitos Económicos, Sebastián Narvaja, intervinieron en 23 comercios dedicados a la comercialización de autopartes ante la posibilidad de que muchas de esas piezas provinieran del delito. Los locales fueron clausurados y se incautaron unas 20 mil piezas valuadas en unos 60 millones de pesos.

No acusaron. La semana pasada el juez penal José Luis Suárez, a pedido de los dueños de tres de esos comercios, revirtió la medida y levantó la clausura al entender que la Fiscalía omitió comunicar a la Dirección Nacional de Desarmaderos que ya se había asegurado la disposición de los bienes incautados para su peritaje. Y, aunque nunca decidió la restitución de lo secuestrado a los negocios, el magistrado decidió levantar las clausuras a pedido de los abogados de las partes que manifestaron que en 20 días los fiscales no formularon acusación alguna contra ellos.

En ese marco, y ante el malestra que le provocó la medida, el Ministerio de Seguridad de la Nación planteó el juicio político a Suárez. Y ayer el ministro Lewis no quiso opinar "a favor o en contra" del caso amparándose en no conocer la causa. Los jueces tienen que "dictar sus fallos con libertad. Tampoco es que alguien, porque no le gusta la resolución de un magistrado, pueda pedir la apertura de un jury".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario