Edición Impresa

Nuevo capítulo por la censura en Jesús María

La polémica por la supuesta censura al vicepresidente Julio Cobos por parte del canal oficial durante el Festival de Doma y Folclore en la localidad cordobesa de Jesús María sumó ayer otro capítulo tras el pedido de explicaciones por parte del gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti.

Martes 13 de Enero de 2009

La polémica por la supuesta censura al vicepresidente Julio Cobos por parte del canal oficial durante el Festival de Doma y Folclore en la localidad cordobesa de Jesús María sumó ayer otro capítulo tras el pedido de explicaciones por parte del gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti.

"No entiendo la actitud de las autoridades de Canal 7 y de Canal 10 de omitir mostrar la presencia del vicepresidente Julio Cobos y la del gobernador de esta provincia", se quejó el mandatario y luego añadió: "Esta actitud la deberían explicar las autoridades de ambos canales".

El viernes pasado, Cobos asistió al acto inaugural del festival cordobés y en ningún momento figuró en la emisión de la televisión pública.

Este episodio ocurrió también en noviembre pasado cuando el vicepresidente, a cargo del Poder Ejecutivo por el viaje de Cristina Fernández a Africa, volvió a ingresar a la Casa Rosada después de cuatro meses tras el histórico voto "no positivo" a las retenciones móviles, pero ningún medio oficial cubrió sus actividades.

Luego del festival cordobés, Cobos se mostró sorprendido por la decisión del canal 7l de no mostrarlo en pantalla.

"No quiero sacar ventajas con mi presencia en este festival. No entiendo el efecto que buscan con no mostrar a las autoridades presentes", afirmó.

En contraposición, el presidente de los Servicios de Radio y Televisión (SRT) de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), del que depende Canal 10, Ricardo Edelstein, negó que existiera una orden del gobierno nacional para no poner en pantalla a Cobos y al gobernador de Córdoba.

"No hubo ninguna orden en ese sentido. Como el vicepresidente y el gobernador no pronunciaron discursos y sólo estuvieron como invitados, tal vez se consideró que no fue necesario mostrarlos durante la transmisión", dijo el máximo responsable de Canal 10 que, junto a la emisora estatal nacional, tiene la responsabilidad de la transmisión del festival.

Además, Edelstein trató de desligar de responsabilidades al personal del canal universitario sobre las decisiones "editoriales".

La versión del máximo responsable de los SRT contrastó con otras fuentes del canal universitario, quienes ratificaron al diario cordobés La Voz del Interior que hubo reuniones en donde se trató el tema de la presencia de dirigentes políticos en el festival.

Los principales cuestionamientos apuntan al director del Canal 7, Martín Bonavetti, quien estuvo en Jesús María en la noche del viernes y quien aún no dio sus razones sobre el episodio.

A su vez, el director del Sistema Nacional de Medios, Tristán Bauer, sostuvo que "lo que se pautó es transmitir un festival de doma y folclore, muy importante para nuestra cultura".

"Las mismas críticas hemos tenido por nuestra decisión en el conflicto de Gaza, en nuestros programas de AMIA y la comunidad árabe de no profundizar en el conflicto y que esos programas sirvan para la integración", justificó Bauer y agregó: "Hablar de censura es una falta de respeto".

No obstante esas declaraciones, la diputada Norma Morandini, integrante de la comisión de Libertad de Expresión, anunció que hará una denuncia ante la Justicia.

"Lo grave es que la función del canal público es garantizar el derecho que tienen las sociedades para ser informales. No se lo puede marcar sino en un escándalo de papelón", dijo.

Morandini añadió: "Voy a intentar hacer un pedido de informe y supongo que habrá que convocar a Tristán Bauer para que dé explicaciones".

"Escándalo y falta de respeto"

El intendente radical de Jesús María, Marcelino Gatica, señaló ayer que el supuesto episodio de censura televisiva hacia el vicepresidente, Julio Cobos, y el gobernador provincial, Juan Schiaretti, le pareció un “escándalo” y “una falta de respeto a las instituciones”.

El jefe comunal explicó que el tradicional Festival de Doma y Folclore es organizado por la Intendencia y las cooperadoras escolares, “que son las que se llevan la recaudación” y añadió que este año se inauguraba una tribuna para tres mil personas que construyó el municipio y la provincia.

Según Gatica, en la inauguración de la muestra no sólo estaban Cobos y Schiaretti, “sino 4 mil alumnos de escuelas de la zona que iban a explicar cómo se gestó el federalismo en la Argentina para conformar el Estado nacional”.

Explicó que fue un “orgullo” la presencia del Cobos y consideró la acción de censura de la televisión pública algo de “una gravedad institucional importante”.

En cuanto al rol del canal de la UNC, Gatica señaló que “hay una discusión muy fuerte en Córdoba porque se trata del canal de la Universidad y que sus directivos se hayan prestado a todo esto la desprestigia”.

Para Gatica, haber impedido mostrar la entrega de presentes institucionales a Cobos y Schiaretti “es una muestra más de la falta de sensatez de los dirigentes, porque las diferencias hay que plantearlas de otra manera”.

El intendente refirió que aquello que no salió al aire por la TV estatal fueron las entregas de obsequios a los invitados como “plaquetas y algo tradicional, como un poncho” y el momento de la inauguración de la nueva tribuna y señaló también que “si la idea era censurarlo a Cobos, lo potenciaron. Fue un escándalo, me parece pésimo”, agregó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS