Edición Impresa

Nuevo Alberdi fue afectado porel desborde del canal Salvat

Con 19 personas evacuadas en Nuevo Alberdi por el desborde del canal Salvat, varios sectores de la zona noroeste con calles anegadas desde la madrugada de ayer y más de 200 viviendas inundadas...

Martes 23 de Octubre de 2012

Con 19 personas evacuadas en Nuevo Alberdi por el desborde del canal Salvat, varios sectores de la zona noroeste con calles anegadas desde la madrugada de ayer y más de 200 viviendas inundadas en Mendoza al 9300, Rosario no quedó exenta del temporal que causo un desastre en la región.

El responsable de Defensa Civil municipal, Raúl Rainone, explicó que "la situación se produjo como consecuencia de los más de 101 milímetros que cayeron en apenas cuatro horas, además del desborde del canal Salvat, que ocurrió por el anegamiento de la zona rural de Funes y Roldán, que no tiene capacidad de absorber esa cantidad de agua en tan poco tiempo".

Si bien en la Empresa Provincial de la Energía (EPE) indicaron que "se produjeron daños importantes sobre la infraestructura eléctrica en el sur provincial", destacaron que en Rosario casi no hubo consecuencias. De hecho, sólo resultaron afectadas dos líneas de media tensión que, ya sobre el mediodía, habían vuelto a operar.

Pero una vez más, Nuevo Alberdi, en especial la zona rural, se llevó la peor parte: el desborde del Salvat obligó a evacuar a unas 30 familias. Por la tarde, el secretario General del municipio, Jorge Elder, puntualizó que sólo "19 personas (cinco adultos y 14 niños)" iban a pasarán la noche en el refugio de Ayolas y Grandoli.

En tanto, personal de Defensa Civil y de Promoción Social municipal permaneció a noche en la zona para distribuir alimentos y ropa seca entre los que prefirieron no abandonar sus hogares.

A su turno, Juan Monteverde, referente de la agrupación Giros (que mantiene varios emprendimientos sociales en ese sector), detalló: "A primera hora de la mañana el agua comenzó a entrar a las viviendas. Llegamos a caballo y, en ese momento, había más de un metro y medio de agua". En el lugar viven unas 180 familias.

Ya avanzada la mañana, comenzaron a llegar agentes de Defensa Civil, que continuaron con las tareas de evacuación de unas 30 familias que fueron trasladadas a los centros de salud Salvador Mazza y Crecer de esa zona de la ciudad.

Pero el canal Ibarlucea también estuvo casi al límite de su capacidad y, recién a media mañana, el nivel de agua bajó unos 40 centímetros. Al respecto, Rainone dijo que, "si no ocurre otro fenómeno meteorológico de estas características, la situación mejorará en las próximas horas".

A su vez, varios sectores de Empalme Graneros y del noroeste de la ciudad sufrieron anegamientos en las calles por problemas en los drenajes. Incluso, en Mendoza al 9300 (barrio Antena) el agua entró durante la madrugada a más de 200 viviendas.

Los vecinos advirtieron que el problema "es el mal zanjeo", que hizo que desde las 4 del lunes el agua ingresara a las casas que están ubicadas sobre San José de Calasanz (continuación de Mendoza), a la altura del 9300 y del margen izquierdo de la calle.

Desolador. "Somos 450 familias y perdimos colchones, ropa y todo porque tuvimos que salir con el agua a la rodilla", relató Graciela Morales, una de las vecinas. A diferencia de otras lluvias intensas, afirmaron que "esta vez los pozos se desbordaron y hay ratas y víboras por todos lados".

También se inundó parte de barrio Tango, donde —al igual que los demás— por la tarde las bombas de extracción de agua y desagotadoras normalizaron la situación.

En principio, el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) prevé la persistencia de precipitaciones para hoy, no obstante lo cual la Intendencia espera ir normalizando la situación y que los evacuados puedan volver a sus hogares.

Sin amarras

La velocidad del agua en el arroyo Ludueña hizo que las amarras de varios clubes náuticos de la ciudad no resistieran la corriente. Pasada la fuerte tormenta, en esa zona se vieron barcos semihundidos y con roturas. Otras embarcaciones directamente se soltaron, aunque fueron recuperadas antes de quedar a la deriva en el río Paraná.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario