Edición Impresa

Nueva Zelanda expresó su interés por vincularse con la Argentina

El mandatario santafesino confía en que Santa Fe puede salir beneficiada de una buena relación con ese país insular de Oceanía.

Jueves 12 de Junio de 2014

Fue una conversación breve y bastante protocolar, pero Antonio Bonfatti la valoró como uno de los momentos más importantes de su gira por Nueva Zelanda. El gobernador y el primer ministro de este país hablaron cara a cara en la ciudad de Hamilton, y en ese diálogo John Kay transmitió un mensaje contundente: "Nos interesa Argentina". Tanto el mandatario santafesino como los integrantes de la comitiva oficial que lo acompaña en una gira institucional y comercial lo interpretaron como una buena señal para la provincia. "Si seguimos trabajando como hasta ahora, Santa Fe puede salir muy beneficiada de una buena relación con los neocelandeses", expresó Bonfatti después del encuentro.

El gobernador y el primer ministro local almorzaron juntos poco después de la inauguración oficial de Fieldays, una enorme feria agropecuaria en la que la provincia tiene su propio stand. Se trata de una gigantesca muestra en la que este año participan miles de expositores y a la que asisten representantes de casi 40 naciones. En los discursos oficiales de apertura, las autoridades de la muestra sólo mencionaron a dos, China y Argentina, lo cual puso eufóricos a los empresarios santafesinos que acompañan al gobernador en búsqueda de nuevos mercados para sus productos.

Aunque no lo hizo explícito, Bonfatti cree que el interés de Nueva Zelanda por Argentina puede traducirse en el futuro en la llegada de inversiones al país, y especialmente a Santa Fe. El optimismo del jefe de la Casa Gris se basa en la necesidad de los neocelandeses de importar leche para abastecer a los mercados hacia los que exporta, esencialmente China e India. Desde que llegó hace cinco días, el gobernador no se cansa de repetir que las empresas de la provincia pueden ser la solución que buscan empresas como Fonterra para proveerse de esa materia prima, y también de productos derivados de la leche.

Precisamente, la euforia de la delegación argentina por el comentario de Key sobre las relaciones de su país con Argentina se entiende también por la confirmación de que un altísimo funcionario de Fonterra, la empresa láctea más grande del mundo, irá a la provincia en septiembre para observar sobre el terreno la producción lechera de pequeñas y medianas empresas. Bonfatti, sus funcionarios e incluso los propios productores creen que, si ambos datos se consideran juntos, Santa Fe tiene buenas perspectivas de abrir mercados para su producción láctea en Nueva Zelanda.

En Fieldays, una feria en la que participan miles de expositores y se cierran enormes negocios, no solo domésticos sino también internacionales, Bonfatti les repitió a las autoridades, las empresas y los productores locales que Santa Fe quiere trabajar con ellos. "Vinimos a eso y creemos que tenemos muy buenas condiciones para ofrecerles", aseguró.

Hizo una presentación oficial en la feria para hablar del potencial de la provincia e insistió sobre sus fortalezas para convertirse en un proveedor de la poderosa industria lechera local. Y escuchó de boca de los propios productores santafesinos que vinieron con él las primeras evaluaciones de las rondas de negocios que comenzaron el lunes en Auckland y continuaron en Hamilton. En la misión campeaba el optimismo respecto a la rápida concreción de algunos de esos negocios.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario