Edición Impresa

Nueva oferta republicana para reabrir el gobierno

La propuesta evitaría el default y el cierre, pero vincula su aprobación con recortes a programas sociales. Por esto Obama anoche la rechazó

Sábado 12 de Octubre de 2013

Los republicanos de la Cámara de Representantes ofrecieron anoche al presidente Barack Obama y su partido demócrata una nueva iniciativa de ley que evite el default de la deuda y ponga fin al cierre parcial del gobierno federal ("shutdown"). Como contraparte, los republicanos exigen recortes a los programas sociales y cambios a la reforma de la salud de Obama. Poco después la Çasa Blanca volvió a rechazar el ofrecimiento republicano, pero subrayó que daba la bienvenida a la "buena voluntad" republicana.

Esta última propuesta republicana busca para poner fin a un estancamiento que se inició el 1º de octubre con el cierre parcial de las reparticiones estatales federales por falta de presupuesto, lo que ha dejado en casa a 350.000 empleados federales. El público, por su parte, se ha quedado sin servicios no esenciales pero que hacen a la vida cotidiana de la nación, como los parques nacionales y museos que atraen a millones de turistas. También se han visto restringidas otras áreas más vitales, como el Departamento de Trabajo (ver aparte) y los de Defensa y Seguridad Interna.

El presidente Barack Obama ha insistido en que no negociará hasta que sea reabierto el gobierno y elevado el límite de la deuda. Y anoche su vocero Jay Carney declaró que la última propuesta republicana será desechada por el presidente, porque seguía vinculando la extensión del techo de la deuda con negociaciones de corto plazo sobre el presupuesto. Carney habló poco después de que cerraran los mercados y dio la bienvenida a la "nueva voluntad" mostrada por los republicanos para reabrir el gobierno y evitar el default.

Los asesores de los republicanos John Boehner, presidente de la Cámara baja, y Eric Cantor, líder de la bancada en ese mismo cuerpo legislativo, esbozaron esta última propuesta durante una reunión la noche del jueves en la Casa Blanca con altos funcionarios del gobierno federal, varias horas después de que Obama se reuniese con ellos. Sin confirmar detalles, Cantor comentó: "Estamos esperando escuchar" a los funcionarios del gobierno demócrata. Además de poner fin al cierre gubernamental e incrementar el tope de endeudamiento, la propuesta incluye una reducción en los recortes de gastos generalizados que comenzaron a implementarse hace un año (el llamado "sequester") y reemplazarlos con recortes que el presidente respalde.

Cuando ayer se entraba en el fin de semana y con el plazo para elevar el límite de la deuda venciéndose en apenas cinco días (el 17 de octubre), el líder de la minoría republicana en el Senado Mitch McConnell dijo que era hora de "dejar atrás toda esta histeria sobre un default y comenzar a dialogar para resolver los problemas". McConnell y otros senadores republicanos se reunieron con Obama en la Casa Blanca el jueves a la noche. El senador republicano Mike Thomas pronosticó que "en los próximos tres o cuatro días" habrá un plan de la Cámara baja que se va a convertir en un plan del Senado. "Me siento más optimista hoy que lo que he estado en las últimas dos semanas", agregó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS