Edición Impresa

Nueva cumbre para frenar la ola de robos en el transporte urbano de pasajeros

El encuentro, que es parte de las reuniones que se llevan adelante periódicamente, se producirá luego de que un colectivo de la línea 134 sufriera un violento asalto en la zona sudoeste.

Jueves 13 de Febrero de 2014

Las autoridades municipales y los choferes nucleados en la Unión Tranviaria Automotor (UTA) se volverán a reunir en los próximos días con la policía para analizar las acciones de control y prevención en las zonas más conflictivas de la ciudad. El encuentro, que es parte de las reuniones que se llevan adelante periódicamente, se producirá luego de que un colectivo de la línea 134 sufriera un violento asalto en la zona sudoeste y tras una seguidilla de robos a los camiones de caudales que trasladan la recaudación de las tarjetas inteligentes que se utilizan para el pago de los pasajes.

"Vamos a analizar los casos puntuales que se produjeron y evaluaremos las zonas y las líneas donde se presentaron estas situaciones para determinar acciones concretas", explicó la secretaria de Servicios Públicos del municipio, Clara García.

El robo al colectivo de la 134 se produjo a las 5 de la madrugada del lunes, en Callao y Ombú, barrio Las Delicias. Allí cinco hombres, dos armados, subieron a la unidad y con extrema violencia les sacaron las pertenencias al chofer y a una de las pasajeras, en la misma esquina hirieron a otras dos personas, y cuando las víctimas intentaron hacer la denuncia no lograron que un móvil del 911 se acercara al lugar.

A esa situación, García agregó que "se produjeron en la zona oeste varios robos sobre los camiones de la empresa que hace el traslado de caudales de las tarjetas inteligentes", y anticipó que esa situación también deberá evaluarse durante el encuentro.

Reunión. Del cónclave participarán las autoridades de la Secretaría de Servicios Públicos, los dirigentes de UTA, responsables de las empresas y los jefes de la Unidad Regional II, como lo vienen haciendo periódicamente.

"En términos generales tenemos buenos resultados con las acciones que se vienen llevando adelante, pero es necesario evaluar los casos particulares que sucedieron en las últimas semanas", planteó García, y detalló que se trata de "analizar los sectores y las líneas que requieran mayor control y acciones de prevención".

De este modo, la policía lleva adelante un mapa de la conflictividad sobre el transporte de pasajeros, que además, según indicó la funcionaria, trabaja coordinadamente con el Centro de Monitoreo de la Municipalidad.

Por su parte, el secretario gremial de UTA, Sergio Copello, indicó que "cada vez que sucede un episodio de robo se renueva el pedido a la policía", y explicó que "hay zonas que por momentos se ponen más complicadas que otras y hay que ir analizando esa coyuntura".Además, consideró que "hay que mantener las zonas que ya están custodiadas, y determinar cómo se refuerza y se modifica de acuerdo a la dinámica de los hechos".

Medidas. Entre las acciones que hace ya más de un año que se vienen llevando adelante, está el cambio de los recorridos de algunas líneas y el acompañamiento por parte de la policía en algunos casos en particular.

Así, ya son ocho las líneas que sufren modificaciones desde las 22, entre las que se cuentan el 107 en la zona sur, el 122 y 123, el 125, el 153 en la zona de La Cerámica, la K que durante la noche no ingresa a La Siberia, y las dos banderas de la 142.

A eso se suman las líneas con acompañamiento de servicios adicionales de policías en algunos tramos y los enlaces de la zona sur, de barrio Santa Lucía, de la zona noroeste y la Ronda del Centro, que cortan su servicio entre las 21 y las 22.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS