Edición Impresa

"Nuestros reactores trabajan con uranio de bajo enriquecimiento"

El presidente Mauricio Macri ratificó ayer en Washington el compromiso del país en el “uso pacífico de la energía nuclear” y explicó que la Argentina “avanzó en un proceso de reconversión para que todos los reactores trabajen con uranio de bajo enriquecimiento”.

Sábado 02 de Abril de 2016

El presidente Mauricio Macri ratificó ayer en Washington el compromiso del país en el “uso pacífico de la energía nuclear” y explicó que la Argentina “avanzó en un proceso de reconversión para que todos los reactores trabajen con uranio de bajo enriquecimiento”. Durante su discurso en la sesión plenaria de la IV Cumbre de Seguridad Nuclear, Macri aseguró que “es necesario tomar todas las medidas para proteger los materiales nucleares de organizaciones terroristas y criminales”, y afirmó que “puede lograrse mucho en seguridad nuclear, sin obstaculizar el uso pacífico” en el campo de la energía y de la investigación.

   “La Argentina está consolidando un proceso de reconversión, en el que todos nuestros reactores trabajan con uranio de bajo enriquecimiento”, detalló el jefe de Estado, quien advirtió que “si bien se argumenta que esta reducción podría entorpecer las actividades nucleares, el caso de la Argentina muestra que sí se puede”.

   Macri aseguró que “la Argentina es hoy un país libre de uranio altamente enriquecido” y que como miembro de todos los mecanismos de control de material sensible y de los regímenes de no proliferación, “hoy es capaz de exportar material nuclear”.

   Puntualizó luego que “la Argentina cumple con los estándares internacionales de control y a la vez mantiene un programa nuclear que cubre desde investigación básica y producción de energía, hasta exportación de equipos especializados”.

   El jefe de Estado argentino expuso en cuarto lugar en la sesión plenaria luego de la apertura realizada por el presidente Barack Obama. Aseguró que la industria nuclear argentina “sigue en expansión, con una línea principal de producción de reactores de investigación, y a través del INVAP, tenemos una activa inserción internacional, que buscamos fortalecer en el futuro”.

   Ratificó asimismo “el compromiso de la Argentina con la arquitectura de seguridad global y la búsqueda de un mundo más pacífico”, e invitó a “tomar todas las medidas para proteger los materiales nucleares de organizaciones terroristas y criminales”. A su vez, remarcó que la Argentina “condena al terrorismo en todas sus formas” y recordó que el país sufrió dos atentados, refiriéndose a los perpetrados a la Embajada de Israel en 1992 y a la AMIA en 1994.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario