Edición Impresa

Nuestro compromiso con la seguridad

Reflexiones, por Raúl Lamberto / Ministro de Seguridad de la provincia de Santa Fe. Estamos avanzando hacia una nueva policía. Hace un año presentamos el Plan de Seguridad Democrática para Santa Fe, que consta de las bases fundamentales y los principales lineamientos de la gestión. 

Lunes 02 de Septiembre de 2013

Estamos avanzando hacia una nueva policía. Hace un año presentamos el Plan de Seguridad Democrática para Santa Fe, que consta de las bases fundamentales y los principales lineamientos de la gestión. El ministerio se ha transformado en una de las principales carteras en materia presupuestaria. Es decir, se hizo de la seguridad una cuestión de Estado, y eso no es menor.

Uno de los ejes fundamentales de este plan es la reforma policial. Por eso mismo, a principios de este año se llevó a cabo la renovación de todas las cúpulas policiales con la idea centrada en un perfil determinado de policía en concordancia con los objetivos del ministerio, que tienen que ver con el proceso de reestructuración que hemos planteado, como también con el resto de las acciones del Plan de Seguridad.

Este cambio en las jefaturas regionales propició además un cambio en el perfil de los responsables de las distintas agrupaciones y divisiones especiales, como ser: Orden Público, la División Judiciales e incluso las Tropas de Operaciones Especiales (TOE), cuya investigación y operatoria fueron parte importante del megaoperativo que tuvo trascendencia pública.

Con relación a la reforma, hay profundos cambios que ya se están implementando, empezando con la propia carrera de seguridad pública. A diferencia de años anteriores, la carrera de auxiliar en seguridad pública ahora consta de dos años de duración. Además se han aumentado de 35 a 50 las horas de cátedra semanales y se ha reorientado la formación con un sentido práctico que incluye experiencias concretas en lugares de trabajo.

Por otra parte, en el transcurso de este segundo semestre dará inicio la tecnicatura en seguridad, consistente en un tercer año de estudio para aquellos que ya han obtenido el título de auxiliar en seguridad, y se encuentra en proceso de diseño curricular, con vistas a comenzar el año próximo, el cuarto año de la carrera que posibilitará la obtención del título de licenciado, cuyo cursado se realizará en las facultades de derecho de universidades públicas provinciales.

Estos títulos permitirán a los agentes jerarquizar su carrera, mediante cursados semipresenciales y a distancia que se realizarán a través de una plataforma virtual. Para tal efecto, este año se inauguró un aula informática en las instalaciones del Instituto de Seguridad Pública (Isep) de Rosario con veinte máquinas completamente nuevas.

Estamos convencidos de que esta es la base del buen policía, y eso es lo que queremos promover. Queremos una fuerza preparada, formada y capacitada. Tenemos muchos cambios por delante, y esperamos que el agente que honre su uniforme nos acompañe en este cambio.

Una reestructuración policial implica reorganizar los recursos en las cinco regiones. Esto quiere decir que la policía contará en un futuro próximo con cinco jefes y subjefes. A estas cinco jefaturas regionales se agregarán tres estructuras policiales, sin territorio específicamente asignado más allá de los límites provinciales: la Policía de Investigaciones (cuyo decreto de creación está pronto a ser firmado), la Policía de Seguridad Vial (que ya existe y que contará a finales de año con 450 efectivos) y la Policía Táctico-Operativa.

Lo que también está pronto a salir es el decreto de designación de un representante del Ministerio de Seguridad por cada una de las regiones, que nos va a permitir jerarquizar el protagonismo de los gobiernos locales como eje principal de la política de seguridad.

Además. acaban de egresar 572 cadetes del Isep, que pertenecen a la quinta promoción de auxiliares en seguridad y que pasarán a formar parte de la policía. Si consideramos a esta camada como parte de la fuerza, son ya más de 2.300 policías los que forman parte de la institución desde 2011; en contraposición a las 800 bajas que hemos tenido por diferentes motivos, aumentando de esta manera el índice de agentes que se encuentran en servicio.

También se llevan entregados 439 móviles policiales y ya está en marcha el proceso de compra de 244 móviles más para ser distribuidos en las localidades grandes y pequeñas.

Por otra parte, continúa en marcha la convocatoria para la incorporación de 300 administrativos a la policía, lo que permitirá liberar, al finalizar el proceso, a los agentes de seguridad que cumplen actualmente con esa tarea.

A la vez se está trabajando en el armado de una experiencia piloto de Policía Comunitaria para las ciudades de Rosario y Santa Fe, pero también estamos trabajando para que toda la policía de nuestra provincia en un futuro no muy lejano sea de proximidad o comunitaria.

Con relación a la problemática del narcotráfico y lavado, debe resaltarse el trabajo minucioso de investigación que lleva adelante la Secretaría de Delitos Complejos. La profundización de la investigación de las líneas de organización superior de las redes criminales permitió desbaratar redes de narcotráfico y delitos asociados a la trata de personas.

Hay múltiples acciones que estamos concretando. Por eso la gente no debe tener dudas acerca del compromiso serio, continuo y sin descanso de este gobierno con la seguridad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario