Edición Impresa

Notable deterioro en la mayoría de los accesos a la autopista Rosario - Santa Fe

Una recorrida por diversas localidades revela el mal estado de calzadas, ausencia de señalización y falta de mantenimiento. Los pobladores reclaman obras para mejoras.

Domingo 26 de Enero de 2014

Carpetas asfálticas con profundas huellas, baches y agrietamientos; banquinas desniveladas, poceadas o invadidas por malezas; una generalizada ausencia de señalización tanto horizontal como vertical y falta de iluminación son algunas de las falencias y peligros que acechan a los automovilistas y transportistas en general en la gran mayoría de los accesos a distintas localidades de la zona de influencia de la autopista a Santa Fe. Históricas improvisaciones en materia de organización del tránsito ponen en peligro a quienes circulan por algunos sitios e incluso existen comunas y municipios que no cuentan con tales accesos,como es el caso de Capitán Bermúdez u Oliveros.

LaCapital efectuó una recorrida por el tramo señalado, y desde Granadero Baigorria hacia el norte, son numerosos los problemas que se presentan donde existen tales accesos, porque se registran situaciones como las de Capitán Bemúdez u Oliveros donde los pobladores, en el primer caso, deben dirigirse a Baigorria o a San Lorenzo y en el segundo, a Villa La Ribera o Maciel para ingresar a la autopista Brigadier López.

Empalmes sin rotonda que obligan a peligrosas maniobras de ingreso a rutas o calles transversales y pasos a nivel ferroviarios sin barreras, señalización e iluminación, isletas de distribución del tránsito sin pintura reflectante en sus cordones y desbordadas de malezas son algunas de las situaciones que se presentan. En el ejido de Timbúes, quienes se dirigen por la ruta 11 hacia la salida a la autopista tanto desde el norte como desde el sur, por falta de una adecuada rotonda sobre la ruta nacional, deben tomar el caminos de salida a la autopista ingresando por dos estrechas colectoras por la que circulan vehículos de todo tipo a gran velocidad con el consiguiente riesgo de una colisión frontal

Aunque la autopista Brigadier López está siendo reparada a nuevo en distintos tramos, el pavimento muestra los efectos del paso de pesados camiones. Allí la señalización es, en general, buena y con la información necesaria, en marcado contraste con los accesos, casi todos cortados transversalmente por las deterioradas vías ferroviarias.

Estas carecen de señalización horizontal previa, barreras, cruces de San Andrés o alertas luminosas, al tiempo que entre los rieles se observan profundos baches que obligan a maniobras lentas o a cambios al carril opuesto menos poceado para superarlos. Los deterioros más importantes se perciben en las localidades vinculadas al complejo portuario cerealero, por el constante tránsito de pesados camiones, que deterioran pavimentos visiblemente reparado de manera improvisada.

Baigorria. El ingreso o salida en Granadero Baigorria puede concretarse por medio de ruta nacional 11, eje de la ciudad, o por la autopista en el empalme y las colectoras con la ruta 34-S, ruta que une Baigorria con la nacional 34 a la altura de Ibarlucea. En el lugar, con una circulación intrincada, no hay señalización vial alguna. Sólo la experiencia de los conductores evita tragedias, de las que son testigos los numerosos guardarrails destruidos. El tránsito de la colectora que va desde la autopista a la ruta 34-S converge en esta abruptamente y casi al pie del puente que cruza a Ibarlucea, dada la intransitabilidad del breve tramo que permitiria acceso más fluido y protegido. Barro, pavimento destruido y yuyales completan el peligroso escenario.

Capitán Bermúdez carece de accesos a la autopista al igual que su vecina Fray Luis Beltrán. En su jurisdicción un puente sin terminar, sin sus correspondientes "rulos" cruza la autopista para finalizar al oeste en un camino de tierra de destino incierto. Definitivamente en San Lorenzo, con tres activos ingresos, la estrella de los accesos es el que lleva al centro de la ciudad por calle Urquiza. Su condición de relativamante nuevo, su correcta señalización y el buen estado general de la carpeta asfáltica le sumaron puntos.

Resquebrajado. La entrada a Puerto San Martín desde Rosario está en muy mal estado. A apenas unos pocos metros de la cabina de peaje ya el pavimento muestra gruesos resquebrajamientos y a partir de allí el deterioro crece. El angosto camino, que registra tránsito intenso, muestra sus márgenes sin señalización horizontal, con la capa asfáltica desplazada y plagada de baches, algunos de ellos reparados con visible apuro y desprolijidad, utilizando elementos inadecuados. La presencia de plantas de maíz creciendo en alguna cavidad del pavimento habla de la edad del deterioro y aporta piadoso humor.

En Timbúes, salir desde la ruta nacional 11 hacia la autopista implica tomar el acceso hacia el oeste efectuando una riesgosa maniobra de giro en un empalme que obliga a transitar brevemente por el carril opuesto de la ruta nacional, para ingresar al camino de salida por una angosta calle de doble mano en una zona superpoblada de camiones que van o vuelven de los puertos cerealeros. Los pobladores, el buen sentido y el propio lugar reclaman allí la urgente construcción de una rotonda con semáforos y señalización.

Punto a favor. El tramo de la autopista desde Timbúes hacia el norte ofrece pavimento en condiciones y abundante cartelería y señalización de todo tipo y la ruta 11, pese a la estrechez de su trocha, muestra un buen estado en general. Desde Villa La Ribera y hasta Monje el recorrido por la ruta nacional permite apreciar el extenso recorrido que deben efectuar los pobladores de Oliveros hacia el norte o el sur para llegar "sin intermedias" a los extremos de la autopista.

En el cruce de la ruta 11, el ingreso a Puerto Gaboto reclama algunas mejoras y mejor señalización y el acceso a Maciel no presenta inconvenientes distintos a los de otras localidades del corredor vial. Más arriba, en Monje, los accesios ofrecen la particularidad de contener dos puentes; uno cruza la autopista como parte de la ruta 65 pero el otro, al igual que el de Capitán Bermúdez, también está sin terminar y no conduce a ninguna parte. Algunos desaprensivos conductores provenientes de Monje acceden a una de las colectoras del puente, para ingresar al carril con rumbo norte de la autpista y acceden al carril opuesto hacia Rosario atravezando la mediana o cantero central cuando, a pocos metros, el otro puente permite desarrollar esa maniobra correctamete.

Un acceso algo más prolijo desde la autopista es el de la localidad de Barrancas. Esta comuna que muestran una importante actividad fabril y comercial está volcada sobre la ruta 11,que a esta altura se muesta en buen estado hasta el acceso a la autopista en Arocena que repite en menor grado los mismos mismos inconvenientes de otras localidades.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS