Edición Impresa

"No queremos conventillo"

Del Potro volvió al equipo y pidió terminar con ciertos temas. Dijo que "hoy la historia cambió".

Martes 03 de Marzo de 2015

Juan Martín Del Potro está de vuelta en el equipo argentino de Copa Davis y si bien no jugará la serie del fin de semana ante Brasil por estar recuperándose de la última operación en la mano izquierda, su presencia acapara toda la atención. Aún más cuando Juan Mónaco, un histórico de asistencia casi perfecta en el certamen en los últimos ocho años, no fue designado y el runrún indica que fue por su nula relación con Juan Martín. Pero Delpo se quiere desprender de la situación y por eso ayer negó conflictos con su coterráneo y pidió el fin del "conventillo" en el tenis argentino,.

"Lo de Mónaco es una decisión difícil, que debe tomar el capitán (Daniel Orsanic), pero no hay que hablar de polémicas, hoy el tenis argentino cambió y no queremos más conventillo", expresó Del Potro en conferencia de prensa.

"Creo que Orsanic en los últimos días explicó las razones por las cuales Pico no está, y que fueron exclusivamente deportivas. Vengo a apoyar con mi humildad en lo que ellos necesiten", aseguró después de compartir junto al equipo el primer entrenamiento del ciclo del nuevo capitán.

Del Potro colabora con el plantel argentino de Copa Davis, que el próximo viernes recibirá Brasil, como plan de su recuperación de la muñeca izquierda que lo mantuvo inactivo luego de la segunda operación, desde el mes de enero.

El ex top ten volvió a ligarse a la Copa Davis luego de haberse mantenido al margen desde septiembre de 2012 por diferencias con la directiva de la Asociación Argentina de Tenis (AAT) y el anterior capitán, Martín Jaite.

A propósito de este último punto, Del Potro reinició contactos con la dirigencia en plan de renovar al tenis argentino: "Les propuse tener un centro de alto rendimiento para los más chicos. El proyecto está lejano, pero están trabajando y lo vamos a lograr. Es un proceso difícil y a largo plazo".

Juan Martín apuntó que sintió "un gran alivio, alegría y ansiedad" por su vuelta al certamen que la Argentina no pudo ganar desde su creación en 1900: "Pasé por momentos de tristeza en los que no pude estar. Tuve paciencia, no me dejé influenciar y estuve convencido de mis ideales".

El campeón del Abierto de Estados Unidos 2009 detalló que durante esos instantes en los que estuvo al margen por su decisión contra la AAT y Jaite no pasó por "momentos lindos", pero remarcó que hoy el contexto es "distinto" y valoró el trabajo en equipo para esta nueva etapa.

"La historia del tenis argentino está cambiado. Todos tenemos que aportar nuestro granito de arena y tenemos un capitán al que tenemos que escuchar. Somos todos referentes en el grupo y tenemos que responder a él", indicó Delpo. Y siguió: "Siempre fui fiel a mis convicciones, no me arrepiento y estoy convencido de lo que tuve que hacer para que haya un cambio en el tenis argentino; era la única forma de mantenerme tranquilo".

Con vistas al duelo ante Brasil en Tecnópolis, por los octavos de final de la Davis, Juan Martín opinó que será "difícil", pero confió en sus compañeros: "Si pasamos de ronda, seguramente venga Serbia y será más difícil aún".

Del Potro regresó al equipo argentino tras diferencias con la directiva de la AAT y el anterior capitán, y jugará la Davis una vez logrado su retorno al circuito con regularidad, tras haber soportado dos operaciones en la muñeca izquierda, la primera de ellas en marzo del año pasado.

La primera práctica, muy buena onda

El equipo argentino comenzó ayer los entrenamientos con miras a la serie de primera ronda que jugará desde el viernes frente a Brasil en Tecnópolis, con la presencia de Juan Martín Del Potro, quien regresó al representativo nacional después de más de dos años pero aún no jugará (ver arriba).
La presencia del tandilense en el Tenis Club Argentino (TCA), donde iniciaron las prácticas, fue la nota más destacada de la jornada, ya que Del Potro vuelve a ser parte del conjunto nacional después de la recordada derrota en la semifinal de 2012 ante República Checa en el estadio Mary Terán de Weiss del Parque Roca de Buenos Aires.

En esa oportunidad, Del Potro ganó el único partido que jugó ante Radek Stepanek, pero decidió no enfrentar a Tomas Berdych debido a una lesión y parte del público lo silbó después de la derrota sufrida por Carlos Berlocq, que fue quien ocupó su lugar.
Desde ese día, por las diferencias cada más grandes con el por entonces capitán Martín Jaite y con el vicepresidente ejecutivo de la AAT Héctor Romani, Del Potro decidió dar un paso al costado hasta ahora.
Ayer participó de las prácticas, se mostró activo y de muy buen ánimo. También estuvieron el correntino Leonardo Mayer, 29 en el ranking mundial y primer singlista argentino, Diego Schwartzman (63º) y Federico Delbonis (83º), en tanto que el nacido en Rosario Facundo Bagnis y Pedro Cachín lo hicieron como sparrings.

Pico quedó en el top 50, pero out de la Davis

La reciente final conseguida en el ATP 250 de Buenos Aires, en la que se consagró Rafael Nadal, le valió a Juan Mónaco avanzar 12 puestos en el ranking mundial y colocarse en el top 50. Sin embargo, el buen presente no alcanzaría para revertir la decisión del capitán Daniel Orsanic, quien ya anunció a sus cuatro elegidos para enfrentar a Brasil el fin de semana.
Con la nueva reactualización del ranking, Pico llegó al puesto 48º, su mejor registro desde el 7 de abril del año pasado cuando permanecía en el escalón 42º.

    Así, con su ascenso de esta semana, superó al azuleño Federico Delbonis (83º) y quedó como el argentino de segundo mejor escalafón tras el correntino Leonardo Mayer, que se mantuvo 29º.
   Los otros argentinos del top 100 son Diego Schwarztman (63º), Carlos Berlocq (67º) y Máximo González (96º).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario