Edición Impresa

"No propicio ningún cambio en la boleta única", aseguró Bonfatti

Hacia el 2015. El gobernador tomó distancia de los intentos por modificar el sistema. Fuerte respaldo a la candidatura de Lifschitz.  

Miércoles 30 de Julio de 2014

El gobernador Antonio Bonfatti tomó distancia de los pretendidos cambios a la boleta única que intentaron implementar dirigentes radicales y socialistas y garantizó el mantenimiento del sistema en la provincia de Santa Fe. Paralelamente, por primera vez dio un explícito respaldo a la candidatura de Miguel Lifschitz para sucederlo al frente de la Casa Gris.

"No propicio ningún cambio en la boleta única desde el Poder Ejecutivo", dijo Bonfatti en relación a la información publicada el sábado pasado por LaCapital que dio cuenta de una reunión en la ciudad de Santa Fe entre legisladores y funcionarios del Frente Progresista para modificar el sistema de boleta única, uniendo las categorías a gobernador y diputado provincial.

"Hay tres leyes que se han mezclado. Desde el Ejecutivo no propiciamos ningún cambio con la boleta única, que quede clarísimo. Para nosotros ha sido un avance significativo en materia de transparencia. Hay un debate por el tema de los pisos para las primarias, creo que habrá que establecer algo en ese sentido. Y el otro tema tiene que ver con la publicidad de campaña electoral: la ley vigente dejó un vacío fenomenal. Para salvar ese vacío firmé un decreto en 2013 por única vez", aclaró el mandatario santafesino.

Piso y plata. Cuando se le recordó que tampoco existe exigencia de piso electoral para las listas a concejal que participan de las internas abiertas en Rosario —32 nóminas se presentaron a las primarias de 2013— y que aumentan el festival de boletas, Bonfatti expresó: "Es así, encima el Estado tendría que pagar mucha plata de acuerdo a ese decreto. En 2013, sólo en elecciones a concejal, el Estado desembolsó 24 millones de pesos. Ahora, con las provinciales debería elevarse esa suma a algunos centenares de millones de pesos, ¿para financiar a quiénes? No estoy de acuerdo".

"La boleta única es un Fórmula 1, pero la Constitución es un camino de tierra. Un Fórmula 1 en un camino de tierra es muy complicado. Y ese es el problema que tenemos. Se complica la gobernabilidad en el sentido de que no le da el control al Ejecutivo de una de las Cámaras, como pasa con Diputados. Logramos salir adelante con mucho diálogo, pero no pudiendo sacar algunas leyes que pretendíamos, como por ejemplo la ley de suelo", manifestó Bonfatti.

En otro orden, y por primera vez, el gobernador le levantó la mano a Lifschiz camino a la sucesión en el poder. "Me gustaría y desearía que Lifschitz sea gobernador. Trabajaré para que lo sea", confesó. "No hay candidatos naturales, Miguel es un excelente gestor, gobernante, ejecutivo, con una experiencia fantástica de haber gobernado Rosario durante ocho años y podría ser un gobernador excelente", señaló el titular de la Casa Gris en una entrevista con el programa En Profundidad, de Cablehogar.

De todas formas dijo que "es el congreso partidario el que define las candidaturas" y agregó: "Si me preguntan si me gustaría que Lifschitz sea gobernador digo que sí, si me preguntan si deseo eso digo que sí y si voy a trabajar para que lo sea digo que sí. Pero ni a dedo ni natural, el partido tiene una vida orgánica que termina definiendo las cosas".

Bonfatti no descartó una candidatura a senador nacional en 2015, referenció que con la intendenta Mónica Fein "trabajan codo a codo desde un primer momento" y se quejó de medios nacionales que siguen vinculando los homicidios en Rosario con el narcotráfico.

La opinión del gobernador respecto del intento de modificación de la boleta única fue la coronación de una gran ola de críticas que despertó esa posibilidad desde el mismo momento en que este diario publicó los movimientos en ciernes (ver aparte).

Tampoco se privó Bonfatti de refutar las afirmaciones del senador Rubén Giustiniani respecto a la digitación de candidaturas adentro del socialismo por la opinión de Hermes Binner. "No existe el dedo. El socialismo santafesino elige autoridades y las candidaturas se aprueban en el congreso del partido. Y para el momento en que no haya acuerdo existen las primarias".

Por otro lado, el gobernador reivindicó la continuidad de las políticas del Frente Progresista y adelantó que los gendarmes no se irán de Rosario: "El Móvil 2 de Gendarmería no se va: quedará con 800 efectivos".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS