Edición Impresa

"No intentamos ser una banda de moda que siga las tendencias"

Travis y su nuevo disco "Where You Stand". El baterista Neil Primrose dijo que el grupo escocés tiene su propio ADN que lo distingue en la escena musical desde los 90.

Lunes 30 de Diciembre de 2013

El grupo británico Travis, que este año visitó la Argentina para tocar en un festival, lanzó su disco "Where You Stand", donde continúa buscando el camino de la canción desde un lugar sencillo, sin superficialidades ni estridencias, pero siempre con el buen gusto inglés.

Del disco se destacan las canciones "Warning Sign", "On My Wall", "Moving", "Mother" y "Another Guy", en un trabajo donde aportaron el vocalista y guitarrista Fran Healy, el bajista Dougie Payne, el baterista Neil Primrose y el guitarrista Andy Dunlop. Télam charló con Primrose sobre el nuevo trabajo y la carrera de esta notable banda.

—¿Cómo nació este álbum y cómo los encuentra en este momento de su carrera?

—El álbum tomó bastante trabajo, pero no en el mal sentido. Decidimos en teoría lo que queríamos hacer: volver y grabar otro disco y todos juntos colaboramos con este álbum. Tuvimos sesiones escribiendo canciones, de grabación y producción de las canciones en cerca de siete lugares diferentes y en momentos diferentes y nos tomó bastante tiempo grabar las canciones y la música. Estamos muy orgullosos de eso. Creemos que es un disco muy poderoso. Y en cuanto al momento de la carrera, estamos volviendo a tocar y nos estamos divirtiendo mucho juntos y, verán, queremos que la banda continúe el mayor tiempo posible. Queremos convertirnos en una de esas bandas que se mantienen en el tiempo y que la gente no olvida. Ha sido un objetivo enorme, algo realmente difícil, y estamos agradecidos a los fans geniales que hemos tenido en todo el mundo, especialmente en Sudamérica. Creo que estamos listos para tocar de nuevo por varios años.

—Las canciones de este álbum son muy intensas y tienen cierto tipo de bella melancolía. ¿El sonido y el concepto de ellas se remontan al viejo Travis?

—Sí. Travis tiene lo que podrían llamar un ADN. Tenemos nuestro ritmo, nuestra melodía, nuestras canciones. Y siempre hemos tocado con esa tendencia. No hemos intentado tanto ser una banda de moda que siga las tendencias. Siempre hemos puesto a las canciones en primer lugar.

—El mundo vive tiempos complicados con lo de Siria, Estados Unidos, Francia. En un momento, hace algunos años, como banda hicieron una declaración al decir "Dejen a la paz en paz". ¿Creés que la sociedad no entendió esa declaración o no entendió las lecciones?

—No, no creo que hayan entendido, e inclusive tuvimos muchos problemas también, porque todavía creemos que lo que pasó en ese momento con Irak no era lo correcto. De última las bandas creen que pueden cambiar algo, quizás. Creo que en (los conciertos) Live 8, del que formamos parte la segunda vez, recaudamos dinero, generamos conciencia. (Pero) ¿saben? a los políticos les encanta hacer guerras, ganar más dinero y les encanta hacer negocios y aman el poder. Y, verán, la música, el arte y las películas solían cambiar eso y mejorarlo, pero no creo que ya puedan. La economía está en mal estado y mucha gente cree que el mundo está pasando por una malísima recesión y, en momentos de recesión, a los políticos les gusta crear excusas para ir a la guerra o tomar medidas muy drásticas y eso es justamente la realidad. Si podemos decir algo y tratar de cambiarlo... creo que eso es el primer paso, y preguntar cómo podemos cambiar las cosas. Al menos la ONU se involucró y con suerte podrán venir con pruebas o declaraciones que hagan pensar a la gente sobre la toma de decisiones apresuradas, y con suerte llegaremos al punto del que hablamos. Con suerte, se resolverá, pero siempre hay algún tipo de maldad en algún lugar del mundo de la que nadie puede pensar o inclusive saber, y eso es llamativo... ¿qué podés hacer?.

—Tantas veces se dice que son los precursores de otras bandas como Keane o Coldplay, ¿qué pensás de eso?

—No soy muy adepto al tipo de música de estas bandas, pero me llevo bien con ellos. Hemos tocado con ambas varias veces. Y Keane, especialmente, son tipos agradables, tocaron cerca de un año en una gira para huérfanos y son geniales. Los Coldplay, se hicieron populares, tienen su propia forma de hacer las cosas, tienen su sonido. Así que supongo que es muy lindo que esas bandas vean que Travis les abrió el camino y es genial recibir halagos. Pero, de última, se puede decir que tenemos que pensar en nosotros y seguir haciendo lo mejor que podamos. Es simplemente seguir adelante. Me encanta que bandas como nosotros, o Coldplay o Keane tengamos tanta suerte y podamos seguir haciendo cosas o forzando el surgimiento de bandas nuevas. Muchos de los nuevos grupos no pueden hacer ni eso, porque Internet les ha complicado mucho a los músicos recibir el pago adecuado por lo que hacen.

—¿Cómo ves la la influencia de Internet en la música y en su difusión?

—Creo que es la forma: lo que tenés que hacer es lo que la gente quiere, es lo que ellos quieren. Es decir, personalmente, todavía me gustan los CD. Me gusta tocar y sentir mi música, es muy importante para mí poder medir la velocidad. Entiendo por qué a la gente no le gusta lo antiguo y tener que llevar cosas por todos lados, pero, de última, estás pagando por algo que no tenés en realidad. Es solo un registro en un dispositivo. No veo cómo alguien pueden apegarse a eso, pero es lo que la gente quiere. Quizás algún día se darán cuenta de que necesitan sostener algo, tocar algo y sentir algo.

—En su momento Noel Gallagher los invitó a tocar antes de sus espectáculos. ¿Qué recordás de esos tiempos?

—Bueno, Noel siempre ha sido un compositor excelente y buen guitarrista. Aquello fue en un momento en que nosotros nos volvimos rebeldes, un momento loco y salvaje, fue algo fantástico, éramos jóvenes y nos dejábamos llevar. A todos nos encantó divertirnos así. Esos tiempos supongo que fueron los últimos días del rock and roll como Dios manda. Y estaba bueno, me acuerdo muy bien, fueron momentos locos, a ellos les gusta hacer música y escribir canciones de la forma en que lo hacen, y lo siguen (haciendo) intensamente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS