Edición Impresa

"No es una película de machos, sino de hombres haciendo la guerra"

Hoy se estrena “Enemigo invisible”, protagonizada por Helen Mirren. El filme pone en foco el debate sobre el uso de tecnología bélica. La actriz consideró que es un recurso instalado que no desaparecerá.

Jueves 28 de Abril de 2016

El debate por el uso de alta tecnología de guerra sigue tomando posición en el cine. Así ocurre en "Enemigo invisible", el título elegido en Argentina para "Eye in the Sky", donde el uso de drones, así como los "daños colaterales" en los conflictos bélicos del siglo XXI, está en el centro de las disquisiciones. El filme, que se estrena hoy en Rosario, está protagonizado por Helen Mirren como una oficial de la inteligencia militar británica puesta en la situación de cumplir su objetivo de aniquilar a su enemigo o arriesgarse en el camino a terminar con la vida de una niña.

Mirren -ganadora del Oscar en 2007 por "La Reina"- interpreta a Katherine Powell, la oficial que lidera una operación secreta para capturar a un grupo de terroristas en Nairobi, Kenia. Cuando se da cuenta que su objetivo, un terrorista al que siguió por varios años, está en una misión suicida, ella debe cambiar sus planes de capturar por matar. El piloto estadounidense de drones Steve Watts recibe la orden de destruir el refugio donde se hallan los terroristas, pero una niña de nueve años ingresa en la zona donde podría ser herida.

El problema surge cuando no todos los políticos en el gabinete británico que se necesitan para tomar la decisión acuerdan con su postura firme de cumplir la misión que le asignaron. El personaje de Mirren fue pensado inicialmente para un hombre, y Mirren consideró el cambio como una decisión correcta en términos de atraer a un público más diverso.

"Creo que fue muy astuto de parte del director. No estoy diciéndolo por mi trabajo, pero cualquier mujer que hubiese hecho este personaje realmente abre la película a una mayor audiencia femenina", dijo Mirren durante el estreno británico de la película en Londres. En ese sentido añadió: "Es mucho más abarcadora, es llevar a la audiencia directamente al nudo del argumento porque no es sólo una película de machos, sino de hombres haciendo la guerra", afirmó.

Al mencionar el debate acerca de esta forma de guerra con drones, la actriz dijo que su uso era inevitable. "No va a desaparecer, así que creo que lo mejor sería acostumbrarnos a ese hecho, reordenar nuestras mentes, ya sabes, lo que sentimos al respecto", dijo. "Va a ser utilizado en nuestro nombre de todos modos", afirmó.

"Enemigo invisible" tiene un antecedente inmediato en "Máxima precisión", protagonizada por Ethan Hawke, como un joven piloto de drones, y que abordaba la cuestión ética de su trabajo y sus consecuencias psicológicas. También la danesa "Una guerra" se concentró en la controversia entre tomar decisiones en una oficina que pueden cambiar la vida de cientos de personas.

En el filme se puede ver la última actuación de Alan Rickman, el intérprete del profesor Severus Snape en "Harry Potter, fallecido en enero pasado, como un general británico de línea dura (ver aparte). El argumento de si disparar o no hacerlo va y viene entre el frente y el gobierno, donde el general Gen Frank Benson (Rickman) le cuida la espalda al personaje de Mirren sobre cuál es opción menos riesgosa, pero en el medio el Departamento de Defensa necesita darle legalidad a las acciones derivando la decisión en la cadena de mando.

Según Mirren contó al portal Female First, Rickman se habría sentido "muy, muy orgulloso" de su última película. La actriz, que se declaró amiga de Rickman -quien perdió su batalla contra el cáncer a los 69 años- destacó el "ingenio, la humanidad y la inteligencia" del actor. Mirren también elogió al actor como un "genio" que fue especialmente "sorprendente" cuando se trataba de interpretar a los villanos. "Alan era un actor de carácter y genio que podía hacer todos estos malvados de forma increíble", consideró.

El actor Barkhad Abdi, que fue nominado a un Oscar por su personaje en "Capitán Phillips, interpreta a un agente anti-terrorista somalí en el terreno que tiene la tarea de acercarse lo suficiente como para enviar información por medio de una cámara espía a sus colegas que controlan la operación. Pero cuando todo está listo una chica instala su puesto de venta de pan dentro del campo de impacto.

Barkhad Abdi, que pronto se lo verá en "Espía por error" junto a Sacha Baron-Cohen, pasó parte de su infancia en una zona de guerra, en Mogadiscio. Es hijo de maestros y tiene dos hermanos y una hermana. Su padre se trasladó a Yemen después de conseguir un trabajo allí, volviendo regularmente a visitar a la familia. Abdi recuerda Mogadiscio como una ciudad hermosa, pero conoce de cerca la tensión que genera cuando se desata una guerra. "Crecí rodeado de primos, tías, mi abuela. Todo era muy estable", recordó. "Todo fue muy repentino; mi madre creía que simplemente cambiaría un presidente, pero no esperábamos una guerra".

La película fue producida por Colin Firth, el protagonista de "El discurso del Rey", Ged Doherty, y fue idea suya convocar a Rickman. "Hay que atravesar una línea muy fina en la película y sabía que la encontramos", dijo el director Gavin Hood. "Queríamos que el público se ría de todo el absurdo de la situación, y creo que Alan Rickman es maravilloso en esas líneas", recordó el director.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario