Edición Impresa

"No descarten que el kirchnerismo cambie las primarias por la ley de lemas"

Juan Manuel de la Sota cumple su tercer mandato como gobernador de la provincia de Córdoba. Nació en Río Cuarto y es abogado. Fue embajador en Brasil y senador nacional. 

Domingo 20 de Julio de 2014

El gobernador de Córdoba, José Manuel De la Sota, ratificó su precandidatura a presidente de la Nación y manifestó su intención de competir en las Paso contra Sergio Massa. A su vez, el mandatario provincial reveló que el gobierno nacional podría eliminar el actual sistema de primarias abiertas para implementar una ley de lemas que aumente sus chances de mantenerse en el poder.

En una entrevista con LaCapital durante su visita a la provincia de Santa Fe, que incluyó Rosario, la ciudad capital y San Lorenzo, De la Sota criticó a su par bonaerense, Daniel Scioli, por mantenerse en el redil del kirchnerismo, sostuvo que el PRO no suma más del 12 por ciento de intención de voto a nivel nacional y agradeció al gobernador Antonio Bonfatti por la cesión a la provincia de Córdoba de un espacio en el Puerto de Santa Fe.

—¿Su visita a Santa Fe está enmarcada en una candidatura presidencial suya?

—Voy en el camino a ser candidato a presidente de la Nación. Recorro todo el país escuchando. Estuve en Neuquén aprendiendo de política hidrocarburífera, en Corrientes viendo política agrícola, en Salta con lo mismo y ahora en Santa Fe me interioricé sobre la política portuaria. Todas las necesidades que tenemos para exportar 150 millones de toneladas, que es lo que aspiramos a tener en pocos años. Lo que estoy haciendo es escuchar y aprender. Un presidente no tiene por qué saber de todo pero sí tiene que saber escuchar.

—En algún momento se habló de la cercanía de un acuerdo político con Massa que incluiría una competencia entre ambos en las Paso. ¿Cómo está hoy esa posibilidad?

—Mi relación con Massa es muy buena. Justo en este momento que converso con usted, Sergio está en Córdoba y éste domingo (por hoy) nos vamos a encontrar en el Festival Nacional de Tango, en La Falda.

—¿Y ve cierta y cercana la posibilidad de competir en internas, de compartir una fórmula?

—De compartir fórmula no, yo no quiero ser candidato a presidente para después terminar en otra postulación. Yo ya he sido tres veces gobernador de Córdoba, y creo que hoy le puedo ser útil al país reconciliándolo, uniéndolo, lanzándolo hacia el futuro con una institucionalización bien federal, pero si planteo una candidatura presidencial no es para otra cosa, es para brindar mi experiencia y mi capacidad. No busco un cargo.

—Entonces es muy posible que compita en primarias con Massa.

—Por supuesto, es muy posible. Tenemos un equipo que está trabajando con nosotros y existe la posibilidad de que compartamos un espacio si es que subsisten las Paso.

—¿Podrían derogarse las Paso, dice usted?

—Hay rumores de todo tipo. Y no lo descarte porque el kirchnerismo está acostumbrado a sorprendernos con actitudes inconsultas y arbitrarias. En las últimas horas escuché rumores de que anularían las Paso, que anularían la ley electoral para tener ley de lemas y, de esa manera, permitir que el Frente Para la Victoria tenga diez candidatos para ver si pueden llegar a la segunda vuelta de esa manera. Pero vaya a saber si lo hacen o no, rumores hay de todo tipo.

—La sensación es que el peronismo, con la alta diversificación de candidaturas entre el kirchnerismo y los disidentes, corre severos riesgos de derrota en 2015.

—Lo que ocurre es que con el kirchnerismo no tenemos puntos de contacto. Yo, al menos, nunca estuve en la foto de los K.

—El que sí está en la "foto K" es Scioli, quien se ha reunido muchas veces con usted.

—Quisiera que él lo explicara, el propio Scioli. Porque creo que tiene poco que ver con el espacio político en el que se mueve. Aunque veo que hace esfuerzos, leí que declaró que "ser peronista es ser kirchnerista", y eso es un grave error.

—¿No se les complican las chances a Scioli en una interna del FPV? ¿Por qué un votante kirchnerista habría de votar al menos kirchnerista de todos?

— Sería muy bueno que Scioli nos dijera qué piensa, porque él tiene actitudes que son contradictorias con el kirchnerismo, pero está ahí adentro. Y si uno está a disgusto es mejor no estar.

—¿La presencia de Reutemann en el massismo implica también un acercamiento hacia usted?

—Hace muchísimo que no hablo con el Lole, esa es la verdad. No tengo idea acerca de cuál es su actividad política hoy. Vine varias veces a Santa Fe y no encuentro a nadie que me diga qué está haciendo, si va a volver a militar, si se va a presentar de candidato a gobernador, si va a compartir un espacio con Massa, no lo sé. Tengo un gran afecto por él, fuimos compañeros en el Senado y trabajamos juntos en muchas cosas.

—Desde el macrismo dicen que, en Córdoba, el PRO está primero en las encuestas. ¿eso es así?

—No manejo encuestas, pero creo que son demasiado optimistas. La derecha en la Argentina tiene un techo que anda en un 10 o un 12 por ciento.

—¿Cree que la situación del vicepresidente Amado Boudou derivará en un pedido de licencia cercano? Ya apareció alguna toma de distancia e el kirchnerismo.

—Los precandidatos kirchneristas ven que Boudou se los lleva puestos. Si están tan incómodos, ¿por qué no le piden a la presidenta que le solicite la renuncia al vice? Dicen "qué incómodos que estamos" pero siguen atornillados. Boudou se tiene que ir, pedir licencia ya y ponerse como simple ciudadano ante la Justicia. Y si la Cámara mantiene el procesamiento debe irse.

—¿Cómo está su relación con Bonfatti? ¿Perdió peso la Región Centro?

—Lamentablemente la Región Centro está en un parate. Hoy el kirchnerismo encuentra todos los consensos entre gobernadores como destituyentes. Tienen una persecuta porque saben que están en falta, y no quieren que los gobernadores se reúnan, ni siquiera los que los apoyan a ellos. Es parte de una psicosis que tiene el kirchnerismo respecto de sus funciones en el gobierno. Gobiernan mal y siempre buscan a quién arrojarles culpas. En mi caso, con Bonfatti tengo una relación muy cordial. Y quiero agradecerle el hecho de que Santa Fe le brinde a Córdoba un espacio en el Puerto de Santa Fe que vamos a empezar a delimitar ahora, son casi dos hectáreas en las que habrá un puerto cordobés. Es muy valorable y le agradezco mucho al gobernador. Nos va a dar salida a nuestras exportaciones y va a unir las relaciones económicas entre Santa fe y Córdoba. Es bueno que Santa Fe y Córdoba, que son provincias mellizas, puedan tener lazos económicos cada vez más firmes.

—¿En el camino hacia su candidatura presidencial a qué dirigentes del peronismo santafesino está tratando de incorporar?

—Me reuní con muchos dirigentes, algunos intendentes. Lo importante es que abramos un espacio de diálogo, hasta fin de año vamos a recorrer el país escuchando y luego, a partir de febrero de 2015, empezaremos a hablar de candidaturas por distrito y de quienes me van a acompañar en mi candidatura presidencial.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS