Edición Impresa

No descartan que los mellizos buscados en Zavalla fueran sacados del país

Las fiscales Marianella Luna y Lorena Aronne revelaronm que se ordenaron nuevas actuaciones en Casilda y anunciaron que toman medidas a nivel internacional para hallar a los bebés de Zavalla.

Jueves 07 de Agosto de 2014

Las fiscales Marianella Luna y Lorena Aronne, quienes investigan el caso de la presunta sustracción, ocultamiento y retención de dos recién nacidos de Zavalla, revelaron ayer en Casilda que se ordenaron nuevas medidas judiciales para profundizar las actuaciones que lleven al esclarecimiento del confuso episodio, aunque rehusaron dar detalles para no entorpecer la investigación. No obstante, dejaron abierta la posibilidad de que en las próximas horas pueda haber novedades.

Ambas explicaron que la búsqueda de los bebés de Zavalla es una de las líneas investigativas. "Nuestro objetivo es que los recién nacidos aparezcan con vida", dijo por su parte Aronne. Y en este sentido reveló que se tomaron las medidas pertinentes para su búsqueda en el país como a nivel internacional, ya que no descartan que los chicos puedan haber sido sacados de la Argentina.

Las fiscales llamaron a una conferencia de prensa en la que defendieron lo realizado hasta el momento, que derivó en la detención de dos matrimonios de Casilda, y su posterior arresto domiciliario por 40 días, como se resolvió en una audiencia imputativa efectuada el martes en el Ministerio Público de la Acusación con sede en esta ciudad.

Pedidos.Las fiscales habían pedido a la jueza penal interviniente, Mariel Minetti, la prisión preventiva sin plazo de las cuatro personas entendiendo que existía peligrosidad procesal. Pero la magistrada, si bien hizo lugar a la solicitud de arresto, entendió que no había razón para que quedaran detenidos en la Unidad Regional IV, y dispuso que lo hicieran en sus domicilios, además de levantarles la incomunicación.

Minetti tampoco hizo lugar al pedido de la defensa de otorgarles permisos laborales a los esposos de las dos hermanas imputadas, al igual que ellos, por el presunto delito que se investiga.

Luna y Aronne reiteraron una y otra vez que en esta etapa del proceso no necesitaban certezas para fundamentar su pedido, sino que lo hacían ante la probabilidad del delito, que tiene una pena de prisión efectiva de entre cinco y quince años.

Método. "Se hizo una investigación muy compleja, se recibieron testimonios, hubo allanamientos y se recopiló documentación, entre otras medidas, que nos llevaron a formular el pedido de prisión preventiva", afirmó Aronne. Y recordó que no hay antecedentes de un arresto domiciliario frente a un delito de esta gravedad desde que comenzó a funcionar el Ministerio Público de la Acusación.

"No hicimos ninguna acusación, para una audiencia imputativa necesitábamos sospechas. Teníamos testimonios, fotofits y otros elementos. Las pericias médicas determinaron que hubo un embarazo gemelar y un parto reciente, que la madre de los chicos no es mitómana y que no fabula. Nuestro planteo se basó entonces en hechos objetivos", abundó Luna.

"Hay que tener presente que el caso es complejo. Están las personas involucradas, la madre de los chicos, que es una mujer vulnerable, y los menores desaparecidos. Hemos entrevistado a su esposo, que la está apoyando. No hay pruebas de que la mamá quisiera dar a sus hijos en adopción", contaron.

La denuncia sobre la desaparición de los bebés se formuló el 18 de julio, en la comisaría de Zavalla por una asistente social, y en la Fiscalía de Rosario, por el jefe comunal de Zavalla, Ignacio Mujica, y ratificada por la progenitora de los chicos. Y recaló en Casilda porque la mamá acusó a personas de esta ciudad. El nacimiento se habría producido cinco días antes, el 13 de julio, por la mañana.

Según el testimonio de la madre, esto fue en una clínica casildense, donde fue llevada desde Zavalla por los imputados. Allí —acusó— tuvo a los chicos, le dijeron que habían nacido muertos y la llevaron al Hospital Eva Perón de Baigorria. No obstante, las fiscales contaron que la historia clínica de la mujer, que solicitaron al centro asistencial, estaba vacía.

Sin imágenes. Mientras tanto, las imágenes captadas por las cámara de seguridad de Zavalla, que también fueron requeridas para obtener pruebas sobre el traslado de la paciente, ya no estaban disponibles porque se sobregraban con los días.

Luna y Aronne afirmaron que no descartan ninguna línea de investigación, y tras defender lo actuado por la Fiscalía revelaron que esperan novedades de las nuevas medidas adoptadas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario