Edición Impresa

"No creo que la música dance de ahora sea muy bailable"

B-52’s toca en el Luna Park. Fred Schneider, líder de la banda estadounidense, habla de los orígenes del grupo que actúa hoy en la Argentina, a 21 años de su última visita.

Lunes 30 de Septiembre de 2013

El veterano e influyente grupo estadounidense B-52's se presenta hoy en el Luna Park, con su mezcla de rock, new wave, música a go-go, psicodelia y dance. La banda integrada por los vocalistas Kate Pierson, Fred Schneider y Cindy Wilson y el guitarrista Keith Strickland, llega a la Argentina a más de dos décadas de su debut porteño, ya que su primer show en el país fue en 1992, en Vélez Sársfield (ver aparte). "No creo que la música dance o electrónica de hoy sea muy bailable", dijo Schneider, la voz masculina de la banda.

El grupo se fundó en 1976 en Athens, un pueblo de Georgia de donde surgieron los REM y la actriz Kim Bassinger, quien también cantó en algún disco de los B-52's. Sacudieron la escena post-punk y new wave con su rock bailable, con impronta a go-go, aires surfer y una estética muy 50 y 60. Fue la base que les sirvió para tomar notoriedad con discos como "Wild Planet", "Party Mix", "Mesopotamia" y "Whammy!".

"¡Creo que en el comienzo de nuestra carrera lo único que queríamos era tocar! (risas). No pensábamos mucho en el futuro, pero realmente hoy me siento muy feliz de todo lo que hemos hecho y de haber perdurado a través de tantos años", dijo exultante el líder Fred Schneider, en diálogo con Télam.

El cantante y tecladista asumió que fueron de influencia de muchos grupos actuales y que están muy halagados de que así sea". Además, indicó que se sienten parte de la new wave y el post punk. "Nosotros comenzamos en la escena punk y luego creo que en cierta forma ayudamos a crear la escena new wave, ya que hicimos bailar a la gente", dijo.

Respecto al vínculo con Mike Stipe, líder del grupo REM, y con la bella actriz Kim Bassinger, con quienes han trabajado en varias ocasiones, Schneider comentó que están un poco alejados: "No he estado en contacto con él y Kim es una gran estrella de Hollywood. Con Mike solíamos encontrarnos en las giras de nuestras bandas, pero no puedo decir que nos veíamos todo el tiempo".

En alusión al sonido que buscaba la banda en sus comienzos, no especificó demasiado si anhelaban una estética surfer rock o música a go-go. "En realidad cuando comenzamos creamos el sonido equivocado", dijo entre risas. Y agregó: "Luego llegamos a encontrar nuestro estilo ensayando mucho, pero todo se dio muy naturalmente y terminó de fluir en esos ensayos".

Para el cantante, la música electrónica y el dance no los influenció demasiado. "No creo que la música dance o electrónica de hoy sea muy bailable", desafió con cierta ironía.

"Nosotros siempre tocábamos en fiestas y la gente bailaba. Donde había una fiesta estábamos nosotros e hicimos todo tipo de música para bailar. Somos una banda asociada con la fiesta, la diversión, la alegría y que te hace bailar. Cuando estamos sobre el escenario queremos que el público la pase bien", remarcó.

El nombre de la banda viene del avión Boeing B-52, bombarderos usados por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, pero también se refiere al peinado apodado B-52 por su semejanza con la nariz del avión.

Aunque otra teoría refiere a que el origen del nombre de la banda no está relacionada con el famoso bombardero americano, sino con un sueño que tuvo Ricky Wilson —quien murió de sida en 1985 y es uno de los fundadores del grupo— donde figuraba una banda con el nombre B-52's.

Su primer single, "Rock Lobster", grabado en 1978 por DB Records, fue un éxito underground, que llevó a los B-52`s a tocar al CBGB de Nueva York.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS