Edición Impresa

Nigeria abrió la puerta al diálogo con los secuestradores de las niñas

Aviones de reconocimiento estadounidenses sobrevuelan la nación africana en busca de las escolares raptadas por Boko Haram.  Se prolongará el estado de sitio.

Miércoles 14 de Mayo de 2014

El gobierno de Nigeria afirmó ayer que mantiene "todas las opciones" abiertas, incluso una negociación, para rescatar a las 276 chicas raptadas por el grupo islamista Boko Haram, mientras que aviones de reconocimiento de Estados Unidos empezaron a volar sobre el país africano en busca de las niñas.

Boko Haram, que secuestró a la jóvenes de un colegio en el norteño Estado (provincia) de Borno el mes pasado, publicó el lunes un video de unas 100 chicas a las que identificó como las rehenes, y al menos 36 de ellas fueron reconocidas ayer por sus padres cuando vieron las imágenes, dijo el gobernador de Borno, Kashim Shettima.

Sin embargo, familiares de las niñas perdidas dijeron a la cadena CNN que más de 50 padres de niñas secuestradas de la escuela de la localidad de Chibok no reconocieron a sus hijas en el video, e incluso otros señalaron que algunas que se ven parecen ser rehenes capturadas hace más de dos años. En el video se ve a las jóvenes que llevan una túnica y el velo tradicional musulmán mientras recitan versos del Corán.

Patrullajes. Aviones de reconocimiento piloteados de Estados Unidos comenzaron a buscar a las escolares y a sus captores con vuelos sobre la mitad norte de Nigeria, una zona de mayoría musulmana. Washington envió la semana pasado un equipo de militares expertos en operaciones de rescate y a cuatro agentes del FBI para colaborar con el ejército del país africano en la búsqueda de las chicas, y el Reino Unido también mandó un equipo similar.

El líder de Boko Haram, Abubakar Shekau, dijo en el video del lunes que las chicas no serán vistas de nuevo hasta que Nigeria no libere a los "hermanos" Islamistas que capturó. El gobierno del presidente Goodluck Jonathan había insinuado en un principio que no negociaría, pero ayer moderó la postura sensiblemente. Sin embargo, cualquier negociación viable debería partir de una prueba de vida de las rehenes, una cuestión que no se resuelve con el video y con la confusión sobre dónde están las chicas que no se ven o no se reconocen en las imágenes, según analistas.

Canje por rebeldes. Mike Omeri, funcionario del Ministerio de Información nigeriano, dijo ayer que el gobierno apelará a "cualquier tipo de acción" para liberar a las chicas, aunque advirtió que esto también incluye una acción militar o liberar a militantes islamistas presos. "Digo que todas las opciones están abiertas, estamos en contacto con servicios de inteligencia militar en todo el mundo. Esa es una de las opciones que tenemos", señaló.

Nigeria estacionó dos divisiones en las frontera con los vecinos Camerún, Chad y Níger para evitar que las rehenes sean llevadas al extranjero. Aunque ya se dijo que las jóvenes habían sido llevadas a Camerún o incluso a la República Centroafricana, se cree que la mayoría seguiría en territorio nigeriano.

El Ejecutivo nigeriano solicitó a la Asamblea Nacional (Parlamento) extender otros seis meses el estado de sitio en Borno y en otros dos Estados del noreste de Nigeria, una medida que está vigente desde el 14 de mayo de 2013 y que se prolongó ya en diciembre pasado.

Solidaridad. Mientras, las muestras de apoyo a favor de la liberación de las niñas continúan en todo el mundo, como en París, donde las dos últimas primeras damas francesas, Valerie Trierweiler (ex pareja de François Hollande) y Carla Bruni (esposa de Nicolas Sarkozy), participaron ayer en una concentración frente a la Torre Eiffel. Además, hubo manifestaciones ante las embajadas de Nigeria en otras ciudades como Londres y Nueva York y también en Sudáfrica.

EEUU no quiere concesiones

Washington indicó que no apoya una negociación entre autoridades de Nigeria y la milicia radical islámica por las menores, al considerar que no forma parte de su política hacer concesiones a secuestradores. “Nigeria es la que decide cómo enfrentar a Boko Haram. Pero es la política de EEUU negar a los secuestradores los beneficios de sus actos criminales, y eso incluye recompensas o concesiones”, dijo el vocero de la Casa Blanca, Jay Carney.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario