Edición Impresa

Newell's va a Victoria para engrosar el promedio y el hincha sueña con seguir líder

Cuando se tienen más claro los objetivos, menos es el margen de las equivocaciones porque no se agregan aquellas que derivan de extraviar el camino. Que Newell's esté puntero solo en este torneo Inicial es materia para la ilusión de los hinchas que viven siempre de ella.

Domingo 30 de Septiembre de 2012

Cuando se tienen más claro los objetivos, menos es el margen de las equivocaciones porque no se agregan aquellas que derivan de extraviar el camino. Que Newell's esté puntero solo en este torneo Inicial es materia para la ilusión de los hinchas que viven siempre de ella. Pero que el plantel declare sistemáticamente lo mismo es una excelente señal de que esa consecuencia será bienvenida, pero no lo apartará un ápice de la meta trazada: sumar, sumar y sumar para zafar definitivamente del descenso. Este equipo no olvida de donde viene ni que sólo pasaron 8 fechas de las 38 de una temporada, donde el destino le marcó que su lucha sería por los promedios. Y hasta que no esté a resguardo, para lo cual falta mucho, parece que no habrá con qué darle a este duro conjunto de Martino. Así empezó, así siguió y así debe encarar el encuentro de esta tarde en Victoria frente a Tigre.

Y esa misma lucha que envuelve a los rojinegros desde principios de año, lo llevó a la disyuntiva justamente contra este mismo rival en el último torneo Clausura. Aquel encuentro fue un punto de inflexión. Llegó aliviado por la cosecha de puntos que engrosó su promedio y cuando mutó su objetivo para ir por el título, flaqueó. Ante Tigre, otrora poderoso, hoy en decadencia.

Esa enseñanza puede ser perfectamente puesta en práctica hoy, cuando se está cerca de llegar al codo de mitad de campeonato y ya muchos hablan del Newell's candidato. Llevado al terreno objetivo, está más que bien que Martino y sus muchachos no se relajen un ápice. No es lo mismo plantear un partido con el peso de creerse el mejor de todos, que hacerlo desde la humildad de que aún no se salió del abismo. Es decir, ¿podrían hoy los rojinegros imponer autoridad y plantearse pasarlo por encima a un rival que no ganó? Probablemente sí, pero mutaría su objetivo y sería tal vez inconducente dejar de jugar con el cuchillo entre los dientes como lo viene haciendo, con excelentes resultados.

Por supuesto, este Newell's no juega sólo con el overol, pero nunca se lo saca sin dejar de agregarle características de juego en equipo, con buen pie, sólido y atento a aprovechar cada ventaja que le da el rival. Un equipo agazapado, que no suele mostrarse vulnerable y que busca lastimar sin desesperarse. Esa receta lo llevó a este invicto, a esta diferencia increíble que le sacó a Independiente y también a San Lorenzo, y que, de mínima, debe mantener.

Así va Newell's por la vida. Con los pies sobre la tierra. Sin creérsela aún con motivos. Sabedor porque es el modo. Concreto en sus ambiciones. Sin desviar su norte. Lo demás... Vendrá por añadidura.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario