Edición Impresa

Newell’s tiene un duro escollo ante Vélez, pero si gana será líder momentáneamente

El equipo de Raggio se las arregló hasta acá para disimular de manera efectiva y loable el mal de ausencias por las lesiones de jugadores vitales y esta noche arriesgará el invicto en Liniers.

Sábado 06 de Septiembre de 2014

Es el gran partido de la sexta fecha. Por presente y por pasado reciente de ambos clubes. Porque chocan el escolta Vélez y el tercero Newell’s. Y porque tiene como premio para el ganador el hecho de poder en soledad a la cima de la tabla de posiciones, al menos hasta que mañana juegue el líder River ante Tigre. El equipo de Carozo Raggio se las arregló hasta acá para disimular de manera efectiva y loable el mal de ausencias por las lesiones de jugadores vitales y esta noche arriesgará el invicto en Liniers, ante un adversario de sumo cuidado, complicado por donde se lo mire. Son equipos que no saben especular, que sufren si no tienen las riendas de la pelota y que prometen un duelo donde no faltará la emoción ni adrenalina. Newell’s tiene una parada bravísima, un escollo difícil que deberá sortear para potenciar sus sueños de protagonismo.

   Más allá de que han cambiado jugadores y hasta entrenadores, Newell’s y Vélez se conocen de memoria. Porque en los últimos años fueron dos de los mejores exponentes del fútbol argentino y además de cruzarse en el torneo local lo hicieron en la Copa Libertadores y en la Superfinal del año pasado. Apuestan a jugar, atacan con mucha gente y esta noche volverán a sacarse chispas.

   La sabiduría leprosa estará en que la pelota pase por Lucas Bernardi y llegue prolija a la ofensiva. En poder neutralizar al temible delantero Lucas Pratto. Y en tratar de sorprender en velocidad a un defensa velezana que tiene experiencia en Cubero y en Negro Domínguez, pero que entrega espacios preciosos en sus espaldas.

   Raggio intuye un partido abierto, aunque sabe que por menos no será conveniente cambiar el golpe por golpe y habrá que bajar las decibeles haciendo circular la pelota de manera horizontal, hasta que surja el hueco para la puñalada.

   Newell’s todavía no tiene a toda la tropa disponible y así es factible que alterne momentos de presión alta con otros donde retroceda unos metros para sorprender al rival de contraataque.

Tal vez los laterales leprosos no pasen siempre y los extremos de la ofensiva tengan mayor compromiso para colaborar en la vuelta para cubrir espacios.

Esto no significará resignar protagonismo, pero sí entender como lo viene haciendo el equipo, que para suplir la baja de varios titulares la solidaridad colectiva es el mejor antídoto.

   Lo dicho, se viene un gran partido. De lo mejor que puede ofrecer el fútbol argentino. Y para Newell’s es una linda motivación para no bajarse del lote de arriba. Con algunos integrantes del once ideal todavía en la enfermería la Lepra va por más.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario