Edición Impresa

Newell's: Sufrió, trabajó y goleó ampliamente a Nacional en el Centenario

El rojinegro sacó adelante un partido chivo y cambiante ante el equipo montevideano. Venció 4 a 2 y depende de sí mismo para pasar a octavos.

Jueves 27 de Marzo de 2014

El Centenario tiene mística. Conserva historias de partidos memorables. Es un ámbito que parece estar reservado siempre para la emotividad y los trámites intensos y accidentados. Y anoche Newell's, sin que se trate de un cotejo eliminatorio ni mucho menos, debió lidiar con ese halo de leyenda que envuelve al estadio de la capital uruguaya para sacar adelante un cotejo chivísimo y vencer 4-2 a Nacional. El Bolso terminó con nueve jugadores, David Trezeguet fue la figura y la Lepra conserva sus chances intactas de acceder a los octavos de final.

Newell's empezó perdiendo, lo dio vuelta a los ponchazos con los goles de Castro y Cáceres, se lo empataron de penal vía Scotti y lo terminó ganando con dos perlas exquisitas del patrón del gol, Trezeguet, que estableció el 4-2 final. Al equipo de Berti le costó muchísimo sacar adelante el partido ante el ya eliminado Nacional, que culminó con nueve jugadores por las rojas a Rafael García y al arquero Bava.

En la primera etapa Newell's la sacó muy barata. Se fue al vestuario igualado en uno porque los palos jugaron para el Patón Guzmán. En los 45' iniciales, el conjunto rojinegro fue impreciso, lento y previsible, lo que le permitió a un rival limitado como Nacional no sólo emparejar el desarrollo, sino en varios pasajes sacar a relucir groseros defectos en el andamiaje colectivo leproso.

La primera chance la tuvo Ponce, que de arremetida casi sorprende a Bava. Pero Nacional percibió que la versión rojinegra de ayer no era el relojito que le metió cuatro en el Coloso y se animó a cruzar la mitad de la cancha. Villalba, que lució disminuido en sus movimientos, cometió un error no forzado, perdió la pelota en la salida y Mascia la clavó en el ángulo izquierdo de Guzmán. Golazo y a remar.

Newell's no engranaba, regalaba la pelota y atrás sufría. Como cuando Rinaldo Cruzado le dio de afuera y tras un desvío el Patón metió un manotazo salvador. Pasados los 20' el rojinegro tejió un avance por derecha. Centro de Cáceres, la bajó Ponce y Alexis Castro giró en el área para definir alto, con clase, y estampar el 1 a 1. Pero el empate no mejoró al rojinegro. Y Mascia, por duplicado, en el cuarto de hora final de esa etapa le hizo chichones al palo izquierdo leproso, una vez pateando desde el corazón del área y el otro intento fue de media distancia. Newell's se fue al descanso con el arco abollado.

Los leprosos arrancaron mejor el complemento y Cáceres en un doble intento terminó de hundir la pelota en el arco local a la salida de un córner. Fue el 2 a 1. El partido se convirtió en una ruleta rusa. Heinze estiró su mano en un cruce dentro del área y Scotti facturó de penal el nuevo empate. El juego de Newell's no aparecía, pero la adrenalina iba en aumento. Rafael García cruzó con un golpe en la cara a Heinze y se fue expulsado.

Entonces el ingresado Trezeguet dio una lección de cómo cerrar un partido chivo y de trámite accidentado. Primero conectó un centro atrás de Casco para el 3-2. Y a continuación, cuando ya había sido expulsado Bava por último recurso tras tocar la pelota con la mano afuera del área ante la arremetida de Muñoz y fue a atajar el defensor Scotti, David dibujó un toque delicioso para establecer el cuarto grito rojinegro.

Así, La Lepra celebró una victoria enorme, que le costó muchísimo atesorar, pero que le permite estar con las chances intactas de acceder a los octavos de final de la Copa Libertadores cuando cierre su grupo ante Atlético Nacional de Colombia en el Coloso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS