Edición Impresa

Newell's se trajo un punto redondo del Cilindro de Avellaneda ante el escolta Racing

Newell’s sumó y sigue su marcha. No era un partido más. Salió airoso en un duelo tremendo, conservó su invicto y, sobre todo, el liderazgo en la tabla.

Domingo 21 de Octubre de 2012

Newell’s sumó y sigue su marcha. No era un partido más. Salió airoso en un duelo tremendo, conservó su invicto y, sobre todo, el liderazgo en la tabla. Y nada menos que ante un Racing que mostraba los dientes sediento de dar el batacazo para subirse a la cima. Pero la Lepra mostró, una vez más, porqué está donde está. No se obnubiló ante el rival, dio pelea y se fue bien parado de un Cilindro que rugía.
Racing pareció tener intenciones de marcar terreno y por eso al minuto nada más tuvo en su poder la mejor chance del primer tiempo. Cámpora metió el segundo cabezazo tras un córner y la bocha rebotó en el travesaño. Fue apenas un aviso del cual Newell’s reaccionó enseguida, porque controló la pelota y manejó el juego a su antojo. Marcando la sintonía del juego. Con Bernardi ubicado por derecha (Pérez por izquierda) y lanzando bolas certeras, casi sin errores.

Newell’s merodeaba el arco de Saja, pero sin ser punzante. Recién sobre la media hora de juego Scocco le hizo pasar vergüenza a Cahais con sólo un movimiento y a la carrera metió un zapatazo rasante que tapó el uno de la Academia. Después otra vez Nacho avisó con un tiro libre potente que se fue apenas desviado.

La visita jugaba con la posesión de la pelota, mientras Racing al contraataque. Todo al revés de la lógica de un encuentro que estaba siendo jugado en la casa de la Academia. Y casi en el cierre tuvo la oportunidad cuando Centurión metió la quinta y sacó un disparo que Guzmán controló abajo.

La imagen fue diferente después. Porque Racing tuvo que apostar más y demostrar que era el anfitrión. Newell’s le cedió la pelota y lo esperó. Un poco, quizás, por convicción y otro tanto porque el rival lo empujó a replegarse. Y se sabe que el equipo del Tata con la pelota en los pies suele marcar la diferencia.

A tal punto llegó esa situación, que no llegó al arco de enfrente y todas las acciones fueron de la Academia. Vietto tuvo una chance, Cámpora se comió la apertura en una gran jugada preparada, cabeceando solo y afuera entrando a la carrera en la puerta del área chica, Pelletieri metió un testazo que contuvo el Patón y sobre el final, en la última imagen del duelo y ante un estadio vestido para un choque de importancia, Heinze se jugó la vida para tapar el remate de Vietto.

Newell’s es el candidato del pueblo. Lo reflejan no sólo los números y la racha que no es para nada casual, sino también la propuesta de protagonismo que impone en un fútbol devaluado y desdibujado como el argentino. Anoche tenía un duelo chivo, no por el funcionamiento de Racing sino por la importancia que impone el rival en su cancha, más llegando a la cita como único escolta. Un punto rendondo en el Cilindro que mantiene intactas todo tipo de ilusiones. Para que siga haciendo camino al andar.

La alegría sigue siendo rojinegra

A la 11ª fecha del torneo Inicial le faltan tres partidos que se jugarán hoy y que no modificarán en nada la situación de Newell’s. Ni en la tabla de arriba, donde todo el pueblo leproso sigue con derecho a ilusionarse. Ni en la de abajo, donde continuará a resguardo en los promedios. Por eso, a 8 jornadas del final del año, y a 27 de la temporada, la alegría sigue siendo rojinegra. Con la punta bien cuidada y una relativa tranquilidad con la calculadora.

Es cierto que si Newell’s vencía anoche a Racing, los 5 puntos que hubiera sacado en la cima aparecían como casi determinantes. Pero el empate en la casa del escolta siempre debe ser bienvenido. A primera hora perdió Belgrano y no se le pudo acercar, por lo que se le fue un punto más arriba, aunque antes de salir al campo Vélez se hacía fuerte en Victoria y volvía a arrimar, quedando en definitiva a 3 puntos.

Pero en la próxima fecha jugarán en Liniers sus seguidores: Vélez v. Racing, y si Newell’s vence en el Coloso a Arsenal, lo aprovechará de cualquier forma. Hoy Boca puede quedar a 3 puntos, pero debe ganar, claro. Y para la Copa Libertadores 2013, sigue también mandando.

En los promedios, Unión le quedó más lejos, se le arrimó San Martín e Independiente, mantuvo a raya a San Lorenzo, y habrá que ver qué pasa con Rafaela y Quilmes. Pero quedó protegido. Arriba y abajo. l

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario