Edición Impresa

Newell's se inspiró con un poco de amor francés y rescató un empate ante Colón para seguir siendo líder

David Trezeguet entró como relevo todo el segundo tiempo y se despachó con un doblete sensacional que mantiene a la Lepra de pie en la punta del torneo Inicial.

Sábado 02 de Noviembre de 2013

Sin temor a exagerar, se puede decir que anoche Newell’s no se volvió de Santa Fe con las manos vacías porque apareció un goleador extraordinario, que sacó a relucir toda su chapa europea y su medalla de campeón del mundo, para clavar dos definiciones magistrales y empardar la ventaja que había sacado Colón, y que logró sostener hasta el tramo final del juego. David Trezeguet entró como relevo todo el segundo tiempo y se despachó con un doblete sensacional que mantiene a la Lepra de pie en la punta del torneo Inicial, cuando restan cinco fechas para la bandera a cuadros. Un 2 a 2 con acento francés.

Apareció en toda su dimensión el Rey David. Y con su estilo refinado inventó dos perlas certeras para hundir la pelota en el arco sabalero, arco que antes pareció estar embrujado para todos los demás delanteros leprosos que dilapidaron una y otra vez chances netas, clarísimas, en las narices de Germán Montoya.

Pero Trezeguet también juega para Newell’s y ayer sus goles sirvieron para revertir lo que a esa altura, menos de 20 minutos para el final del juego, era una derrota dura, que podía alimentar algunas dudas en el campamento rojinegro en la recta final del certamen.

David capitalizó al máximo dos trepadas de los laterales leprosos. Primero, a los 72 minutos, fue a buscar un centro bajo de Kichu Díaz y ubicó la pelota con clase en el palo derecho de Montoya, para establecer el 1-2 y mantener a Newell’s todavía en partido.

Después le puso el moño a un desborde de Milton Casco desde la izquierda, repitiendo el tiro certero e inatajable para el uno sabalero. Aunque esta vez fue con la zurda, mostrando su versatilidad. Doblete sensacional del francoargentino, para certificar su vigencia, para avisar que el área sigue siendo su hábitat natural, su mejor guarida.

Antes Colón había sacado dos goles de ventaja, tras las conquistas de Graciani, en la etapa inicial, y Prediger, en el complemento. Pero David fue el héroe leproso y empardó la chapa.

Berti lo mandó a la cancha cuando los equipos volvieron del entretiempo. Y David le pagó con goles y una gran movilidad para generar espacios. El DT mantuvo de titular al pibe Muñoz y en la semana previa dijo que David estaba para entrar como relevo. Y vaya si tenía un recambio de lujo en el banco.

Dos goles que valen un punto vital en esta carrera infartante por la punta del campeonato, donde a todos los candidatos les cuesta un Perú sumar de a tres puntos.

David, que además pasó la barrera increíble de 300 goles, tuvo su noche de ensueño, la misma en que Newell’s parecía estar viviendo la pesadilla de perder muchísimo ante un rival que llegaba a los tumbos como Colón. Lo que quedó claro es que Trezeguet ahora sí pide área desde el vamos. Será difícil que eso no ocurra frente a San Lorenzo, en la otra finalísima.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS