Edición Impresa

Newell's recuperó la punta tras vencer a Olimpo porque tiene una verdadera Fiera

Maxi Rodríguez fue figura excluyente para un Newell’s otra vez líder y demostró por qué Sabella lo quiere en la selección argentina. El rojinegro es líder, al menos hasta que juegue Arsenal.

Domingo 15 de Septiembre de 2013

Marcos Cáceres debe haberlo sabido. El más que nadie, que lo sufrió en carne propia cinco días antes en Asunción, cuando con sólo unos minutos en cancha desparramó a la defensa que integraba para un gol de envergadura, le habrá tenido toda la confianza cuando le metió el pase preciso, punzante, para que resuelva en el área. Y su compañero, el mejor de su equipo de principio a fin, le hizo los honores. Amagó con seguir hasta la última línea, metió el freno y el cambio de dirección, todo en un segundo, provocando que el instinto de su marcador se transformara en movimiento de falta. Penal. Y dos minutos después de las protestas, gol. El del triunfo sobre Olimpo 2-1, además. Nada más merecido para Maximiliano Rodríguez, una verdadera fiera que tiene Newell's, que le permitió sacar agua de las piedras y volver a la posición a la que se está acostumbrando: líder, al menos hasta hoy.

Hay razones más allá de lo que se vio ayer en el Coloso para apuntalar a la figura excluyente que mostró el equipo de Berti para deshacerse de Olimpo. Faltó ante Vélez, y Newell's perdió por primera vez. Y en forma abultada. Es cierto, ante Boca también se ausentó y vencieron los rojinegros, pero entonces fue el partido puente entre el ciclo del Tata y el actual, y mantenía su buena estrella. En cambio, el paso de las fechas denunció una merma física reconocida por el mismo Maxi ante Estudiantes y entonces su ausencia en Liniers quedó realmente expuesta.

Y ya en el cuadro del triunfo de ayer, ese bajón leproso se extendió hasta el entretiempo excepto por uno sólo: la Fiera, que jugó a otro ritmo, que fue el único que preocupó a una velocidad diferente y parecía realmente a otro nivel, precisamente al de la selección argentina que traía de Paraguay.

En el complemento, sí, tuvo con quien sintonizar. El equipo volvió a ser lo que era, estuvo en la foto del empate de Trezeguet, casi desnivela antes del penal cuando Champagne le sacó un mano a mano entrando por izquierda y ya después del segundo volvió loco a los jugadores de Olimpo, cuando no dio por perdida una pelota en tres cuartos y, entre tres rivales, le metió un caño de taco a uno de ellos (el lateral derecho Martínez) que casi termina en una pelea de guapos.

Y el guapo leproso fue sin dudas él. Porque era, junto a Cáceres, el que en teoría llegaba más cansado por sus viajes para las eliminatorias y sin embargo hizo la diferencia. También el paraguayo, cuando sintonizó en el complemento.

Ya en la entrevista con Ovación post victoria ante Paraguay, había remarcado: "No hay que quedarse con los recuerdos sino siempre estar presente. No tengo que relajarme nunca y seguir por este camino", advertía entonces, declaraciones que cuadran para su sueño mundialista y de obtener un nuevo título en el Parque.

De entrada nomás, Maxi Rodríguez demostró que no fueron sólo frases de ocasión. Ayer, todo Newell's lo agradeció.

Se dieron los resultados, falta el de Arsenal

La primera gran noticia para Newell’s fue su victoria frente a Olimpo. La segunda, que San Lorenzo no haya podido con Godoy Cruz (ver página 6), lo que le permitió al equipo de Berti quedarse con la punta en soledad, luego de la goleada sufrida por el líder Argentinos el viernes ante Lanús. Y hoy los rojinegros deberán estar atentos a otro partido: el de Arsenal-River. Es que el conjunto de Sarandí, hoy 2 puntos por debajo de la Lepra, es el único que lo puede superar. Y lo que viene para Newell’s es una semana corta de trabajo (hoy el grupo tendrá el día libre), ya que el viernes visitará a un Racing que anda con el pie cambiado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS