Edición Impresa

Newell’s quiere ser supercampeón

Newell’s juega esta tarde la Superfinal ante Vélez, en Mendoza, para definir al mejor equipo de la temporada. Gerardo Martino dispondrá de todo su potencial para este partido.

Sábado 29 de Junio de 2013

Más allá de las críticas de Gerardo Martino a la organización del fútbol argentino en general y a la implementación de esta Superfinal en particular, Newell’s vino a Mendoza a jugarla en serio frente a Vélez, partido para el cual el entrenador rojinegro dispondrá de todo su potencial para que el club y el plantel se queden con el dinero y el trofeo, y los hinchas nutran su orgullo con una nueva estrella.

   Se podrá debatir si la opinión del Tata sobre la imprevisibilidad organizativa de la AFA está sustentada en la convicción o se reduce a una postura originada en el fastidio, pero más allá de eso lo importante es que Newell’s juega esta nueva instancia en un contexto de mucha euforia y expectativa, porque se trata de un choque entre los dos últimos campeones del año, un recurso económico y deportivo que no es propiedad intelectual de la dirigencia, ya que esta modalidad fue adoptada de otros lares.

   Es cierto que el calendario rojinegro se hizo cada vez más apretado y esto provoca una exigencia mayor, pero esa agenda se fue extendiendo por derivación de un andar exitoso, y si Newell’s está en estas circunstancias de una Superfinal es porque obtuvo el torneo Final, y aquí en Mendoza se encontrará una vez más con Vélez, el dueño del título Inicial.

   Más allá de las declaraciones de ocasión y en víspera de una trascendente semifinal por Copa Libertadores, Newell’s y Vélez se disponen a jugar este enfrentamiento con todas sus armas de juego, un duelo que por los recientes antecedentes promete ser intenso, atractivo y emotivo, razones más que suficientes para que todo el universo futbolístico nacional esté pendiente de lo que aquí suceda, en el Estadio Malvinas Argentinas, desde las 18, y con el arbitraje de Néstor Pitana.

   Será interesante observar qué hará el Tigre Gareca desde lo táctico para tratar de contrarrestar al conjunto del Tata Martino, el que lo eliminó de la Copa Libertadores en el propio Fortín de Vélez por 2 a 0, revirtiendo así la caída en el Coloso y dejando una imagen de solidez futbolística que ya insinuaba a un Newell’s protagonista.

   Es público y notorio que Vélez quiere tomarse revancha de aquella noche de Liniers, porque aún está la espina clavada y aunque la magnitud de la Libertadores es considerablemente superior al encuentro de esta tarde cuyana, esta Superfinal es una ocasión para tal necesidad.

   No obstante, Martino pondrá lo mejor para que Newell’s siga dándole forma a un semestre excepcional y en función del trámite irá mensurando el desgaste colectivo e individual, en función de la próxima estación con Atlético Mineiro, y anhelando que la confrontación en el estadio mendocino encuentre un resultado favorable en los 90 minutos para sí no exponer a una mayor exigencia física con una prórroga de media hora.

   Todo está dispuesto. Ambos planteles se instalaron ayer y hoy se encontrarán en un lugar distante de sus respectivos domicilios. Sólo se trata de jugar. Y que la Superfinal determine cuál de los dos será el campeón de la temporada. De eso se trata.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS