Edición Impresa

Newell's padeció en los últimos juegos una merma en el rendimiento físico

Newell's aparece empantanado y pese a todo el esfuerzo que hace por salir de la racha para conseguir la victoria tan necesitada no lo puede lograr. Tuvo seis intentos y no hubo caso.

Martes 26 de Noviembre de 2013

Newell's aparece empantanado y pese a todo el esfuerzo que hace por salir de la racha para conseguir la victoria tan necesitada no lo puede lograr. Tuvo seis intentos y no hubo caso. Tenía a mano la enorme oportunidad de pegar un salto y estirar la ventaja sobre sus contrincantes, pero no logró sacar provecho. A pesar de todo esto y de haber sumado sólo cuatro unidades de dieciocho permanece en la lucha intensa por la gloria. Es cierto, teniendo en cuenta los resultados de las últimas seis fechas más por mérito ajeno que propio. ¿Cuál o cuáles son los motivos de este freno en su andar rumbo al título? Los mismos van desde el juego que mermó en algunos encuentros, los goles en pelota detenida y la definición hasta el disminución en el rendimiento físico, sobre todo en los últimos minutos. Algo de lo que el rojinegro hacía gala y sacaba provecho. Sin dudas el intenso año que afrontó pasó factura en este tramo del certamen.

El equipo no realizó la clásica pretemporada, sino "un reacondicionamiento físico", como lo definió el PF, Hernán Puerta. Y eso en un fútbol competitivo, más allá de la mediocridad existente, entrega cierta ventaja. Newell's conservó la línea de juego impuesta por Gerardo Martino, la de presionar en la salida de los rivales y hacer de la posesión de la pelota su mayor virtud. Para lo primero hace falta un desgaste físico importante, algo que cuesta mantenerlo a lo largo de todo un juego. En lo segundo logró mantenerlo, de hecho en los cotejos casi siempre termina con mayor porcentaje. Claro que no todo pasa por eso, sino también en sacar provecho de esa situación y elevar la efectividad.

En varios partidos le costó anotar y cuando lo consiguió no lo supo mantener. Ante el primer error, los rivales lo sentenciaban. Le sucedió nuevamente el domingo frente a Arsenal, un equipo que saca provecho de la pelota quieta. Y precisamente por esa vía le empató. "Todos los goles, lamentablemente, nos los hicieron de la misma manera. No hay un conjunto que nos haya convertido con alguna jugada elaborada, esa es la realidad, y las pelotas detenidas fueron nuestro déficit hasta ahora", reflexionó Alfredo Jesús Berti teniendo en cuenta esta situación. Al Tata le sucedía lo mismo y siempre dejó claro que no trabajaba ese aspecto porque privilegiaba el juego asociado y la tenencia por sobre todas las cosas.

Pasaron una, dos, tres, cuatro, cinco y seis fechas sin que Newell's pueda sumar de a tres (cuatro empates y dos derrotas), una tarea tan necesaria como postergada. Demasiado para un conjunto que se calzó el traje de protagonista en la fecha siete para no largar la punta por las nueve restantes. A pesar de todo esto, está ahí nomás. En la lucha y aún con posibilidades concretas de pegar el zarpazo para quedarse con el bi.

Bernardi: "No nos superan, pero nos cuesta"

“Todos los esfuerzos que hacemos no alcanzan para ganar. Nunca fuimos superados por Arsenal ni por el resto de los rivales, pero algo está faltando. Pero no puedo explicarlo. No sé qué es”, declaró Lucas Bernardi en la búsqueda de una explicación a la falta de triunfos que hubiese devuelto a Newell’s nuevamente en lo más alto de la tabla.

“No tenemos el sprint físico en los últimos 25 minutos como el torneo pasado, cuando marcábamos diferencias. No nos superan, pero nos cuesta. Lamento mucho no haber ganado. No es un partido más. Hicimos todo bien para hacerlo y por una pelota parada no pudimos ganar”.

Heinze: "Las chances no las convertimos"

“Las ocasiones que tenemos no las estamos metiendo. El rival llegó una vez y nos hizo pagar caro. A veces debés tener esa cosita que te hace estar ahí arriba. Sabíamos que el campeonato iba a ser muy duro y que teníamos que dar un poquito más”, reflexionó Gabriel Heinze a la hora de tomar la palabra y analizar el momento rojinegro.

“Se falló en una sola pelota parada y Arsenal se llevó un empate con poco, pero sabíamos cuál era su fuerte. Igualmente, vamos a pelear hasta el final. Cuando se termine el campeonato sabremos qué se perdió el domingo”, sentenció el marcador central.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS