Edición Impresa

Newell's: la verdad guardada de Lucas Bernardi

El capitán rojinegro rompió el silencio y aseguró que tomó "un medicamento permitido, firmado y aclarado por el médico antes del partido".

Viernes 04 de Enero de 2013

Lucas Bernardi decidió hablar después del dóping positivo por utilización de pseudoefedrina que le saltó tras la fecha 18 del torneo Inicial. Visiblemente afectado por la situación, pero con la fuerza suficiente como para capear el temporal, el capitán de Newell's se mostró tranquilo para contar su verdad ante los micrófonos en Bella Vista. Recalcó el efecto sorpresa que le causó la noticia, la catalogó como lo más difícil que le tocó enfrentar en su carrera pero de la misma manera destacó que se siente apuntalado por el apoyo del club y por el cariño que le brindan permanentemente su familia y los hinchas leprosos. "Al principio fue una situación inesperada y bastante dura. Igual estoy tranquilo porque tomé un medicamento permitido, firmado y aclarado por el médico del plantel (Juan Ignacio Bóttoli) antes del partido", comentó el experimentado volante.

"Estoy bastante mal y eso es lógico. No hablé antes porque estaba de vacaciones con mi familia fuera de Rosario y tampoco estaba preparado para hacerlo porque fue algo totalmente inesperado. Es una situación bastante dura para mí y difícil de pasar. No estaba preparado para una situación como esta", agregó Bernardi después de las 20, en la sala de prensa del complejo rojinegro.

Y expuso su postura personal. "Yo estoy tranquilo porque en ese momento yo estaba mal de salud, resfriado, y el médico me dio algo para tomar que, obviamente, está declarado, firmado y permitido. Estas cosas lamentablemente pasan, me tocó a mí pero le pudo tocar a cualquiera".

"Espero que todo esto termine lo mejor posible, hicimos las cosas bien y lo mejor que pudimos, pero ya no depende de nosotros", abundó el mediocampista de 35 años, quien valoró el apoyo de todo el plantel, cuerpo técnico y dirigentes para llevar adelante este momento atípico en la vida del futbolista. "Por suerte todos nos tenemos confianza uno al otro. Yo al doctor, el doctor a mí y el club a nosotros. Hemos tratado de hacer las cosas lo mejor posible para defendernos", subrayó.

—¿Es lo más difícil que te tocó enfrentar en tu carrera?

—No hay dudas. Fue un golpe inesperado y muy difícil de comprender y de asumir. Cuando me llamó el presidente para contarme no podía creer nada. Lo repito porque no encuentro otra manera de explicarlo. Siento que lo mejor era explicar las cosas y que termine rápido.

—¿Qué pensaste al enteraste?

—Cuando me enteré a se me ocurrieron mil cosas. Al principio todo es negativo, pero a medida que va pasando el tiempo, las cosas se van acomodando. No sé lo que va a pasar, espero que termine lo mejor posible. Y que todo esto sea un mal momento.

—¿Cómo vas a trabajar hasta que esta situación se defina?

—Estoy tratando de sacarme esto de la cabeza y arrancar la pretemporada con la misma ilusión que todos. Con la esperanza de poder participar de todo lo que tiene Newell's por delante este semestre. Por ahora hay que esperar y no hay una fecha fijada. Yo quiero entrenar normalmente, tratando de que todo esto pase.

Los compañeros lo ponen de buen ánimo

“Yo trato de ser optimista, de eliminar esto de la cabeza y entrenarme a la par de mis compañeros. No puedo dejar de entrenarme o pensar en cosas malas. Por suerte tengo a mis compañeros que hacen que tenga buen ánimo y yo estoy muy tranquilo. También estoy algo ansioso y tratando de que se resuelva todo rápido. Sé que esto puede llevar un tiempo, por eso sólo pienso en trabajar normalmente con el plantel. Creo que las cosas se van a dar bien”, expresó Bernardi. “Es un momento muy difícil pero por suerte creo que todo se va acomodando. Hubo mucha gente, incluso que no conocía, que se acercó y me dio su apoyo. Eso, junto al amor de mi familia, es algo que me pone muy feliz y que me empuja a salir adelante”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS