Edición Impresa

Newell's jugó otro banderazo

Viernes 04 de Abril de 2014

"Como siempre, hubo mucha gente y fue una fiesta, pero este banderazo versión 2014 trajo una novedad: una leyenda luminosa de lead sobre la popular local". Así definió una adolescente leprosa el rito que se celebró anoche en el estadio Marcelo Bielsa, del parque Independencia, y que desde 1996 realizan los hinchas de Newell's previo al clásico de la ciudad. Una ceremonia en la que participan familias enteras y a la que ayer asistieron unas 35 mil personas, según los organizadores.

A las 19 se abrieron las puertas del Coloso. Primero se habilitaron dos costados de la cancha (popular local y la platea doble) pero luego los hinchas coparon todo el perímetro y allí se quedaron, fundamentalmente, cantando y sacando fotos con celular durante dos horas.

Como en todo rito no faltaron los gestos de siempre. Salió el plantel a la cancha, se sacó una foto grupal, desplegó un breve entrenamiento, se apagaron las luces y el campo de juego de iluminó durante diez minutos con el novedoso lead y los fuegos artificiales. Después los jugadores recorrieron la cancha saludando a los hinchas y se despidieron sin hacer declaraciones a la prensa, porque la idea era estar sólo con su gente.

"Perdí la cuenta de qué número de banderazo es para mí, pero vine con mi hijo Martino, que vivirá su primer clásico en esta cancha y que se llama así por el Tata", dijo Javier Botti, acompañado de su nene de 7 años.

En cambio, para Juliana Lencina era el primero de este tipo de festejos. Es entendible, la chiquita de 5 meses lo vivió con su familia de barrio Las Delicias, desde su cochecito y vistiendo la camiseta rojinegra.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario