Edición Impresa

Newell's ganó en la Perla del Oeste y empieza a tomar otra vez altura con su juego

Newell’s está cada vez más cerca de lo que fue, es y pretende seguir siendo. No perdió la identidad, se anima en cualquier cancha y trata de imponer condiciones a través de su estilo.

Sábado 24 de Agosto de 2013

Newell’s está cada vez más cerca de lo que fue, de lo que es y de lo que pretende seguir siendo. No perdió la identidad, se anima en cualquier cancha y trata de imponer condiciones siempre a través de su estilo. La importante victoria de ayer en Rafaela sirvió para demostrar una vez más que este equipo mantiene su esencia, más allá de las ausencias y de algunos soldados que va recuperando de a poco. El 2 a 0 sobre Atlético, con la corajeada del paraguayo Cáceres y el golazo de Trezeguet, expuso que el elenco leproso empieza a encontrar ritmo y a tomar altura en el torneo. El campeón está defendiendo la corona acomodándose a su realidad y honrando sus preceptos naturales.

   En el primer tiempo, Newell’s fue mucho más. Por presencia, por nombres propios y por ambiciones. Y ese saludable espíritu de búsqueda se trasladó en la cancha. Así el trámite rápidamente ofreció notables diferencias entre ambos. Por cuestiones de peso específico y de presentes futbolísticos.

   Esta vez La Lepra tuvo paciencia para mover la pelota, supo evitar las complicaciones en la salida y llegó al terreno adversario pisando fuerte, con suficiencia. En ese rubro fueron clave las habituales trepadas de Cáceres y Casco, las habilitaciones de Bernardi, y los interesantes aportes por las bandas que otorgaban en ese lapso Maxi Rodríguez y el Negro Figueroa.

   Pero para que Newell’s busque el partido que le convenía, fue importante el cabezazo de Bastía que Guzmán mandó al córner al inicio.

Después fue casi todo de los rojinegros. Un toque de la Fiera, a los 17’, que pasó pegado al caño derecho de Conde; un remate de Figueroa, a los 18’, que besó el vertical izquierdo; una estirada de Aquino, a los 22’, que disipó el uno local; y dos disparos desde afuera del área de Mateo (29’ y 31’) que se fueron por muy poco, fueron las acciones más destacadas de Newell’s que en esa etapa hizo los méritos necesarios como para sacar ventajas pero falló en la puntada final.

   El descanso exhibía un cero compartido que lucía como un castigo desmedido para la propuesta de Newell’s.

   Y en el complemento, el conjunto de Berti invirtió sus cualidades. No tuvo tanto la pelota, no contó con tantas ocasiones de peligro y anotó en sus únicos dos ataques realmente profundos. Esa efectividad de los segundos 45’ fue clave para estampar un 2 a 0 que reflejó claramente lo que sucedió en la cancha.

   Para empezar a despejar el camino, Newell’s golpeó de entrada. A los 4’, Bernardi mandó una pelota al área, Aquino la cabeceó atrás para la solitaria entrada de Cáceres que tuvo tiempo de acomodarse y colocar un remate bajo que se transformó en la apertura del marcador. Fue un acto de justicia y un baño de tranquilidad para la apuesta leprosa.

   Luego, cedió un poco la posesión y Rafaela se adelantó unos metros. Pero el local tuvo pocas luces para sacudir la resistencia rojinegra y sólo el bombazo de Depetris, a los 15’, fue una amenaza.

   El cierre encontró a La Crema buscando la heroica y a Newell’s esperando una contra para sentenciar el pleito. Y fue justo Trezeguet, quien había ingresado a los 80’ por Aquino, el que inventó un golazo de antología.

   Así con ese derechazo extraordinario, Newell’s puso el tanteador más cerca de los merecimientos y se adueñó de una victoria que le permite seguir escalando en su juego y en la tabla. Y parece que tiene aires para ir por más.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS