Edición Impresa

Newell's empató con Argentinos y logró sumar en estado de rotación

Con un mix de titulares y suplentes, el conjunto rojinegro igualó sin goles en su visita a los bichos colorados de La Paternal, en un partido chato y con pocas emociones.

Domingo 23 de Marzo de 2014

La sensación es que estuvo cerca de ganarlo. Sí, es verdad. También lo pudo perder. Por eso en el análisis global del duelo de Newell's con Argentinos terminó redondeando un empate en cero, un resultado que hizo honor al poco juego desarrollado en La Paternal. Berti apostó a la rotación pensando en Nacional de Montevideo, por la Copa Libertadores, y con varios suplentes se llevó al Parque un punto que le permite sumar. Y en un torneo tan parejo y sin un equipo imbatible, sembrar siempre es valioso para luego cosechar.

El rojinegro llegaba con un equipo mixturado. Argentinos se presentaba con la presión de ganar para engrosar su endeble promedio. Así estaba pintado el escenario en un encuentro que arrancó con un local mostrando ímpetu, pero sin elementos como para ser picante. Apenas un remate de Coria (a los 10') desde lejos que controló Guzmán, fue lo único que mostró el anfitrión. Mientras, el equipo de Alfredo Berti trataba de hacer pasar los minutos y que Argentinos gastara su energía.

El juego transitaba por la intrascendencia. Todo era anodino, sin emociones. Hasta tal punto que la acción más trancendente fue un blooper que tuvo como protagonistas a Guillermo Ortiz y Nahuel Guzmán. El arquero despejó largo desde afuera del área, la pelota volvió rápido, el defensor la cabeceó hacia atrás pensando que estaba el Patón, pero el arco aparecía solo. El uno se esforzó y la alcanzó en la línea cuando los hinchas locales se ilusionaban con el gol.

A favor de Newell’s sólo un disparo de Maxi de tiro libre que controló Nereo Fernández. Y así, con una pobreza futbolística, se consumió el primer capítulo. Con un Argentinos que iba sólo por inercia y una Lepra que esta vez no podía, a través del dominio, llegar limpio al arco rival y concretar jugadas de riesgo.
  Argentinos era el más necesitado. Y Newell’s esperaba tener el control y generar el hueco para pegar el golpe. Con pocas ideas el Bicho buscó llevarlo por delante en el complemento, pero era endeble en sus acciones. Pisculichi, a los 3’, probó con tiro libre y la pelota se paseó por todo el frente del arco. Y a los 10’, tras una carambola donde la pelota pegó en el travesaño (después de un toque en Bernardi), el 9 no pudo batir a Guzmán.
  Después Ñuls contestó con un disparo de lejos de Maxi que tapó Nereo. También hubo una mano clara de Matricardi dentro del área (ver aparte) que no fue sancionada por Trucco.
  Nada por aquí, nada por allá. Así transcurrieron largos minutos donde todo se dirimió en la mitad de la cancha y sin acciones de riesgo. Recién sobre el final Newell’s estuvo ahí nomás de llevarse el premio mayor cuando Castro tocó una bocha de cabeza y Nereo, con la uña, alcanzó a tocar la pelota al córner.
  Un punto para cada uno que no le cayó mal a Newell’s. Menos aún teniendo en cuenta el mix que armó para afrontar el compromiso. Sumó en estado de rotación.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS